DPA.- ¿Es posible que las gafas inteligentes sustituyan al teléfono móvil en el futuro? Según los resultados de una encuesta representativa realizada por encargo de la asociación digital alemana Bitkom, aproximadamente uno de cada cuatro alemanes a partir de los 16 años cree que las gafas inteligentes llegarán a sustituir a los teléfonos móviles en 2030.

Por otra parte, casi nueve de cada diez encuestados están convencidos de que los teléfonos inteligentes cobrarán aún más importancia.

Cada vez son más las empresas que trabajan en el desarrollo de gafas de realidad aumentada que proyectan información en el campo de visión del usuario. Los primeros de la industria tecnológica en presentar unas gafas de ordenador aptas para el uso diario fueron los creadores de la aplicación fotográfica Snapchat.

Estas pueden utilizarse para superponer contenidos digitales en el campo de visión del usuario, pero, por ahora, solo están disponibles para un número limitado de clientes y no están a la venta.

Sin embargo, en lo que respecta a la usabilidad diaria, las gafas de realidad aumentada requieren optimización. Según Bitkom, estos dispositivos siguen siendo demasiado pesados y normalmente solo ofrecen una duración de la batería de unos treinta minutos.

Además, las gafas deben presentar más similitudes con las gafas normales, es decir, que deben carecer de diadema o cámara visible. Bitkom objeta además que la información proyectada es aún muy rudimentaria.

Se prevé que, en el futuro, los usuarios de gafas inteligentes podrán acceder a todo tipo de información sobre aquello que tengan ante sus ojos, por ejemplo, un restaurante, con solo parpadear.