2015, ¿el año de los activos?

A un mes del cierre anual de los mercados, es hora de hacer balance de hacia dónde irán las carteras de inversión durante el próximo 2015.

Observadores de medio mundo, entre los que se encuentran, Credit Suisse, Versus Wealth Management o incluso JP Morgan empiezan ya a analizar los futuros escenarios de los distintos mercados a nivel internacional para planificar cuáles serán los productos más destacados que ofrecerán a sus clientes durante el año entrante para remontar un mercado que este año ha estado marcado por la volatilidad.

Las previsiones en este momento señalan que el mercado de activos de renta variable será la gran apuesta para los próximos meses, pero no es el único lugar donde recomendarán durante los primeros meses de 2015 hacer las inversiones, ya que el mercado de divisas y de materias primas serán también claros protagonistas de cara a los productos a contratar.

Lo cierto es que si hablamos de escenarios volátiles durante este 2014, sorprende que sean estos los que se espera que reaccionen mejor a partir del año que viene ya que son mercados basados precisamente en múltiples factores externos que pueden hacer que varíe el signo de cada uno de los parqués, pero los expertos lo tienen claro a estas alturas de noviembre.

Mucho tiene que ver también en este sentido que las rentabilidades fijas son demasiado bajas, algo que no atrae a los inversores ya que a largo plazo pueden dar seguridad pero en el medio y corto plazo se quedan muy por debajo de las expectativas que se plantean las grandes carteras.

Quizás también te interese:  Davos 2021: Análisis de la Encrucijada Económica en un Mundo Multipolar

Si hay algo que tienen claro es que las medidas que se han ido tomando en los países asiáticos, europeos e incluso desde el propio Estados Unidos favorecerán que la economía a nivel mundial se asiente, dejando de ser tan cambiante y preocupante como lo ha sido durante los últimos años y que así la Reserva Federal, para conseguir este equilibrio, pase sus cambios relativos al tipo de interés a no antes de septiembre de 2015 cuando hasta ahora se pensaba que era algo que ocurriría a principios de año.

Aún con toda esta información analizándose, lo cierto es que la ralentización japonesa ha pillado a todos con el pie cambiado, teniendo que reajustar las previsiones de este mercado, uno de los que más esperanzas tenía puestas de cara a los inversores, sobre todo pensando en el final del ejercicio y en el arranque del próximo 2015.