Enfermeras y pacientes de epilepsia firman un convenio para mejorar su calidad de vida

MADRID, 10 (SERVIMEDIA)

El Consejo General de Enfermería (CGE) y la Asociación Nacional de Personas con Epilepsia (ANPE) han firmado un convenio de colaboración para contribuir a una calidad asistencial integral de las personas con esta enfermedad y mejorar así su calidad de vida.

Según explicó la presidenta de ANPE, Isabel Madrid, «entre nuestros objetivos está el defender y representar a las personas con epilepsia y sus familias a nivel nacional; y creemos que el papel de la enfermera es fundamental para estos pacientes y su entorno en su día a día».

La epilepsia es un trastorno neurológico crónico que afecta a personas de todo el mundo y se caracteriza por convulsiones recurrentes. Es la cuarta enfermedad neurológica más común y se estima que más de 50 millones de personas – equivalente a la población de Palma de Mallorca- padecen epilepsia en todo el mundo.

Por ello, el presidente del CGE, Florentino Pérez Raya aseguró que «tras el diagnóstico, las enfermeras son las primeras en ver al paciente. Se encargan de orientarles y de transmitirles tranquilidad ante las numerosas dudas y miedos que puedan surgirles».

Además, añadió, «son un referente tanto para el paciente con epilepsia como para sus cuidadores. Una de las líneas clave de actuación es fomentar la autonomía del paciente, empoderarlo en el manejo de su enfermedad y si no puede realizarlo de forma autónoma, empoderar a un familiar como cuidador principal que asuma las funciones necesarias para que el paciente tenga disponible las mejores alternativas sanitarias para manejar su patología. Por tanto, es muy importante que enfermeras, pacientes y cuidadores vayamos de la mano».

Quizás también te interese:  El peor hábito: dormir con maquillaje

ENFERMERA ESCOLAR

En España, según datos de la Sociedad Española de Neurología (SEN), la epilepsia afecta a unas 400.000 personas, es la tercera enfermedad neurológica más frecuente en ancianos, y el trastorno neurológico más frecuente en niños.

«En el caso de los más pequeños, la existencia de la enfermera escolar resulta crucial para realizar una primera atención en las aulas. Y, además, son las encargadas de dar la información y formación sobre qué es la epilepsia y saber cómo actuar», resaltó la presidenta de ANPE.

De hecho, el Observatorio de Enfermería Escolar del CGE muestra que España cuenta sólo con una enfermera por cada 8.497 alumnos. A este respecto, Pérez Raya aseguró que «los resultados son muy preocupantes».

Por ello, «el objetivo es que haya una enfermera en cada colegio. Estamos hablando de centros donde los niños pasan muchas horas y en las que puede ocurrir cualquier cosa», puntualizó.