MADRID, 12 (SERVIMEDIA)

La ministra de Justicia, Pilar Llop, defendió este jueves como «soluciones de política criminal» los cambios introducidos en la sedición y la malversación, que enmarcó dentro de la estrategia del Gobierno de promover el «diálogo» en Cataluña.

Llop se pronunció sobre este asunto en Bruselas, donde participó en el Parlamento Europeo en una reunión de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior (LIBE).

Tras esta comparecencia, la ministra fue preguntada por el hecho de que el instructor de la causa del ‘procés’, el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, dictara este jueves un auto en el que comunica que el expresidente catalán Carles Puigdemont deja de estar acusado de sedición al haberse eliminado este delito. El exresponsable de la Generalitat seguirá siendo reclamado por malversación y desobediencia.

La titular de Justicia dijo no haber tenido tiempo de leer el auto e indicó que debía el «respeto necesario a los procedimientos judiciales».

«HOMOLOGAR» EL CÓDIGO PENAL

No obstante, sobre que el juez Llarena apunte que la eliminación de la sedición puede implicar una despenalización de otro ‘procés’, Llop apuntó que lo que ha hecho el Gobierno es «homologar» el Código Penal español al entorno europeo.

Indicó que «se elimina la terminología de sedición, que ya no es reconocida tampoco por otros países del entorno». Añadió que otros delitos, como el de rebelión, «no se han tocado». Sobre la rebaja de la pena por malversación, señaló que el Gobierno tiene «tolerancia cero hacia la corrupción» y que ha ajustado la condena si el encausado no tiene enriquecimiento personal.

Además, la ministra se refirió a que «es importante restaurar el diálogo en Cataluña» y a las «cuestiones políticas darle una solución política». Añadió que los cambios en la sedición y la malversación «son soluciones de política criminal».