La ONU quiere que toda la humanidad esté avisada de eventos climáticos extremos en cinco años

– Hoy se celebra el Día Meteorológico Mundial

MADRID, 23 (SERVIMEDIA)

Naciones Unidas anunció este miércoles que pretende que toda la humanidad esté protegida en un plazo de cinco años por sistemas de alerta temprana contra episodios climáticos extremos como tormentas, sequías, inundaciones u olas de calor, algo que está actualmente fuera del alcance de una tercera parte de la población mundial.

El secretario general de la ONU, António Guterres, ha encargado a la Organización Meteorológica Mundial (OMM) que lidere ese esfuerzo y presente un plan de acción para lograr ese objetivo en la próxima Cumbre del Clima, que tendrá lugar en noviembre en Sharm el-Sheij (Egipto). Este anuncio fue dado a conocer este miércoles coincidiendo con el Día Meteorológico Mundial, que este año tiene como tema ‘Alerta temprana y acción temprana’.

«La alteración climática causada por el hombre ahora está dañando todas las regiones. El informe más reciente del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático detalla el sufrimiento que ya está ocurriendo. Cada incremento del calentamiento global aumentará aún más la frecuencia e intensidad de los fenómenos meteorológicos extremos», señala Guterres en un mensaje de vídeo con motivo del Día Meteorológico Mundial, en el que añade: «Debemos invertir por igual en adaptación y resiliencia. Eso incluye la información que nos permite anticipar tormentas, olas de calor, inundaciones y sequías».

Sin embargo, un tercio de la población mundial, principalmente en los países menos adelantados y los pequeños Estados insulares en desarrollo, todavía no está cubierto por sistemas de alerta temprana. En África es aún peor, pues el 60% de las personas carecen de esa cobertura. «Esto es inaceptable, particularmente con los impactos climáticos que seguramente empeorarán», apunta Guterres.

Quizás también te interese:  Los 'trainers' paralímpicos de la Fundacion ONCE refuerzan su formación a un año vista de París 2024

«SALVAN VIDAS»

El titular de la ONU recalca que «las alertas tempranas y la acción salvan vidas». «Con ese fin, hoy anuncio que Naciones Unidas encabezará nuevas medidas para garantizar que todas las personas en la Tierra estén protegidas por sistemas de alerta temprana en un plazo de cinco años. He pedido a la Organización Meteorológica Mundial que lidere este esfuerzo y que presente un plan de acción en la próxima conferencia climática de la ONU, a finales de este año en Egipto», apostilla.

El cambio climático es visible a través de un clima más extremo en todas partes del mundo. Hay olas de calor, sequías e incendios forestales más intensos, así como más vapor de agua en la atmósfera, lo que conduce a lluvias extremas e inundaciones mortales. El calentamiento del océano alimenta tormentas tropicales más poderosas y el aumento del nivel del mar aumentan los impactos, según Naciones Unidas.

En el último medio siglo (concretamente, entre 1970 y 2019), un desastre meteorológico, climático o relacionado con el agua ha ocurrido de media casi todos los días, con el resultado de 115 personas fallecidas y 202 millones de dólares de pérdidas diarias, según un informe de la OMM.

El número de desastres registrados se ha quintuplicado en ese medio siglo, impulsado por el cambio climático inducido por el ser humano, más eventos climáticos extremos y mejores informes.

Gracias a mejores advertencias, el número de vidas perdidas disminuyó casi tres veces durante el mismo período debido a mejores pronósticos meteorológicos y una gestión proactiva y coordinada de desastres.

«Además de la mitigación, es cada vez más importante invertir en la adaptación al clima. Uno de los mayores rendimientos de las inversiones se alcanza mediante la mejora de los servicios de alerta temprana meteorológica, hídrica y climática y las infraestructuras de observación conexas. Es necesario invertir 1.500 millones de dólares durante los próximos cinco años para mejorar la calidad de los servicios y las infraestructuras conexas, especialmente en los países menos adelantados y los pequeños Estados insulares en desarrollo», resume el secretario general de la OMM, Petteri Taalas.

Quizás también te interese:  Encuentra la Mejor Inmobiliaria en Marbella para Tu Próxima Compra Inmobiliaria

¿QUÉ ES UN SISTEMA DE ALERTA TEMPRANA?

Un sistema de alerta temprana para inundaciones, sequías, olas de calor o tormentas permite a las personas saber que un episodio climático adverso está en camino e informa cómo los gobiernos, las comunidades y los individuos pueden actuar para minimizar los impactos inminentes.

Estos sistemas permiten seguir las condiciones atmosféricas en tiempo real en tierra y en el mar, y predecir de manera efectiva episodios meteorológicos y climáticos futuros gracias a modelos numéricos informáticos avanzados.

El objetivo es comprender qué riesgos podrían traer fenómenos adversos previsibles a un área que se verá afectada, que puede diferir si se trata de una ciudad o área rural, regiones polares, costeras o montañosas.

Los sistemas de alerta temprana deben incluir planes de respuesta acordados para los gobiernos, las comunidades y las personas, a fin de minimizar los impactos previstos, así como incluir las lecciones aprendidas de episodios pasados.

Estos sistemas ofrecen más de 10 veces de vuelta la inversión inicial, según un informe de la Comisión Mundial sobre Adaptación de 2019. Este documento señala, además, que sólo 24 horas de advertencia de una tormenta u ola de calor que se avecina puede reducir los daños en un 30% y gastar 800 millones de dólares en alerta temprana en países en desarrollo evitaría pérdidas de 3.000 a 16.000 millones de dólares anuales.

A pesar de estos beneficios conocidos, una de cada tres personas en todo el mundo todavía no está cubierta por los servicios de alerta temprana y la proporción de habitantes no cubiertos es casi el doble en África. Las personas vulnerables se ven afectadas de manera desproporcionada.

Quizás también te interese:  El Banco de España incide en la necesidad de colaborar para una mejor educación financiera