– Noviembre probablemente acabe entre los cinco de mayor temperatura en 62 años

MADRID, 25 (SERVIMEDIA)

Este otoño meteorológico, periodo que comprende los meses de septiembre, octubre y noviembre, acabará entre los dos más cálidos de la serie histórica de temperaturas en España, que comienza en 1961.

«Con mucha probabilidad, será uno de los dos otoños más cálidos de la serie histórica, con una temperatura media muy próxima a la del otoño de 1983, el más cálido hasta ahora, e incluso no es descartable, en función de las temperaturas que finalmente se registran en los próximos días, que acabe siendo el otoño más cálido de la serie», según Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Además, este otoño meteorológico probablemente sea catalogado como seco, puesto que las precipitaciones desde el 1 de septiembre hasta el 22 de noviembre sumaban 139 litros por metro cuadrado y lo normal en ese mismo periodo serían 176, de manera que ha llovido un 21% menos de lo habitual.

Por otro lado, este mes se colará entre los cinco noviembres más cálidos en España desde 1961, pese a la bajada térmica de los últimos días y la que se espera entre el lunes y el miércoles de la próxima semana.

Hasta el pasado día 23, la temperatura media de noviembre de 2022 en España era 2,1 grados superior a la del promedio normal entre 1981 y 2010, considerado como periodo de referencia.

Respecto a las precipitaciones, hasta el 22 de noviembre se acumularon 51 litros por metro cuadrado, cuando el valor normal para esos primeros 22 días es de 55 litros por metro cuadrado, con lo que ha llovido un 8% menos que de costumbre.

La predicción para las próximas semanas presenta bastante incertidumbre porque no hay una configuración atmosférica clara. La próxima, a caballo entre noviembre y diciembre, podría tener temperaturas más o menos propias para la época del año, quizás algo más altas en puntos de Galicia, el suroeste de la península y en los dos archipiélagos, con lluvias inferiores a lo habitual en el oeste peninsular y más abundantes de lo normal en Baleares y puntos de la costa mediterránea.

La semana siguiente, del 5 al 12 de diciembre -con los días festivos de la Constitución y la Inmaculada- podría ser más lluviosa de lo habitual en el sur y este de la península, y los dos archipiélagos, y menos que de costumbre en el extremo norte. En cuanto a las temperaturas, serían las propias de la época del año en la mitad norte y algo más cálidas de lo normal en el sur y ambos archipiélagos.