El Gobierno admite el retraso de Sánchez en el 12-O pero se niega a informar sobre el motivo

MADRID, 01 (SERVIMEDIA)

El Gobierno de Pedro Sánchez ha admitido oficialmente que el presidente llegó con al menos un minuto de retraso a los actos oficiales de la Fiesta Nacional celebrada el pasado 12 de octubre aunque rechaza informar de los motivos de la tardanza dado que no afecta a la ciudadanía ni a los fondos públicos.

Así lo ha plasmado por escrito el Ejecutivo en respuesta a una solicitud de información planteada por la agencia de noticias Servimedia a través del Portal de Transparencia, en virtud de la Ley 19/2013, de 9 de diciembre.

La Secretaría General de la Presidencia del Gobierno se agarra a esta normativa para no informar de la hora exacta a la que Sánchez salió en coche oficial del Palacio de la Moncloa, si bien él mismo comentó ese mismo día que había sido a las 10.45 horas.

«He salido cuando me han dicho», manifestó el propio jefe del Ejecutivo a los periodistas en un corrillo informal durante la recepción oficial de los Reyes en el Palacio de la Zarzuela una vez que concluyó el desfile militar en el Paseo de la Castellana de Madrid.

La solicitud de información de Servimedia pretendía confirmar de manera formal esta circunstancia, dado que Sánchez llegó tarde al desfile y con ello obligó a que los monarcas esperasen casi un minuto sin poder salir de su vehículo.

Para el Gobierno, «conocer los tiempos de desplazamiento del presidente del Gobierno en un trayecto en la ciudad de Madrid no aporta información relativa a cómo se toman las decisiones públicas que afectan a la ciudadanía o a cómo se manejan los fondos públicos, por lo que la información solicitada no persigue la finalidad intrínseca de la Ley» de Transparencia.

Quizás también te interese:  Vivir en Ontinyent: ¡Todo lo que necesitas saber para vivir en esta maravillosa ciudad!

Además, aduce como añadido que aportar ese dato «facilitaría información sobre el desplazamiento del dispositivo de seguridad en el traslado del Presidente del Gobierno desde el Complejo de la Moncloa a un punto concreto de la ciudad de Madrid», pese a que la petición de Servimedia únicamente se interesaba por la hora de salida de Sánchez de La Moncloa y descartaba tener detalles del recorrido precisamente para no poner en cuestión el dispositivo que la ley con carácter especial.

El Ejecutivo desecha la tesis de quienes criticaron a Sánchez por llegar apurado de tiempo y no esperar con antelación la llegada de los Reyes de España, como hacen el resto de los cargos institucionales. En este sentido, indica que «la presencia del Presidente del Gobierno en los actos conmemorativos del Día de la Fiesta Nacional, celebrada el día 12 de octubre, estaba prevista a las 11.00 horas, como así se publicaba en la Agenda oficial del Gobierno» para esa jornada.

Sánchez llegó un poco después de las once de la mañana al desfile militar de la Fiesta Nacional, dado que justo a esa hora hizo entrada en el Paseo de la Castellana la comitiva de vehículos con el jefe del Estado, Felipe VI, la reina Letizia y la infanta Sofía. Cuando su coche iba a detenerse en la Plaza de Lima, un escolta que esperaba para abrir la puerta a los reyes hizo gestos con la mano para que ralentizara la velocidad porque faltaba por llegar el presidente del Gobierno.

Pasaron más de 30 segundos hasta que el coche oficial de Sánchez apareció en un lateral de la plaza y el presidente se bajó del vehículo oficial. Cruzó la calle con paso tranquilo para colocarse en la línea de saludo que conformaban la ministra de Defensa, Margarita Robles; la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso; el alcalde de la capital, José Luis Martínez Almeida; y el jefe del Estado Mayor de la Defensa, almirante general Teodoro López Calderón.

Quizás también te interese:  El Cermi plantea que las mujeres con discapacidad sean tenidas en cuenta en el real decreto sobre perspectiva de género y salud en el trabajo

Entonces los reyes salieron del vehículo que les transportaba y se acercaron a la posición del presidente del Gobierno, que les esperaba sonriente con las piernas abiertas y las manos detrás de la espalda para darles la bienvenida. El comportamiento de Sánchez generó fuertes críticas de la oposición e incluso que los diputados de Vox hicieran un plante el miércoles siguiente en la sesión de control al Gobierno en el Congreso, para corresponderle con un retraso similar al que había dado él al jefe del Estado.

El Gobierno alega que no tiene obligación de dar explicaciones formales sobre el retraso de Sánchez en la Fiesta Nacional porque la ley le obliga a ello ante los ciudadanos únicamente para dar a conocer «cómo se toman las decisiones que les afectan, cómo se manejan los fondos públicos o bajo qué criterios actúan nuestras instituciones».