Custodia, pensión, bienes: aspectos centrales en divorcio contencioso judicial

El divorcio contencioso es un proceso legal en el que las partes no llegan a un acuerdo sobre aspectos importantes relacionados con la separación, como la custodia de los hijos, la pensión alimenticia, la distribución de bienes y otros asuntos relevantes. En este tipo de disolución matrimonial, las disputas y desacuerdos entre los cónyuges se resuelven a través de un juicio en el que un juez toma las decisiones finales.

Una de las características principales es la falta de consenso entre las partes. Esto puede deberse a diferencias irreconciliables, disputas sobre la división de activos o responsabilidades parentales, o desacuerdos sobre el mantenimiento económico tras la separación. Al no poder resolver estas cuestiones de manera amistosa, las partes recurren a la vía judicial para que un juez tome decisiones basadas en la ley y las circunstancias específicas del caso. Los abogados especialistas en divorcios en Gijón juegan un papel fundamental en representar a las partes en este tipo de procedimientos, asesorándolas sobre sus derechos legales y buscando la mejor solución posible en el proceso judicial.

Otra característica importante es la duración y complejidad del proceso. Los divorcios contenciosos suelen tomar más tiempo y requerir más recursos legales que los divorcios de mutuo acuerdo. Esto se debe a que las disputas deben ser presentadas ante el tribunal, se realizan audiencias y se recopilan pruebas para respaldar las reclamaciones de cada parte. La complejidad aumenta si hay hijos menores involucrados, ya que se deben resolver aspectos como la custodia, el régimen de visitas y la pensión alimenticia.

En este tipo de separación, ambas partes suelen tener abogados que las representan y defienden sus intereses en el tribunal. Los abogados trabajan para recopilar evidencia, presentar argumentos legales y negociar en nombre de sus clientes para obtener el mejor resultado posible en términos de acuerdos financieros, custodia de los hijos y otros aspectos relevantes.

Quizás también te interese:  La Revolución Cultural en Occidente: Impacto en la Música y el Arte a lo largo de la Historia

“Si el caso requiere un enfoque más litigioso, estamos listos para representarlo con firmeza en el tribunal. Nuestro objetivo es obtener los mejores resultados”, comentan en Montserrat González Rufo – Abogados.

Es importante destacar que este tipo de disolución matrimonial puede ser emocionalmente agotador y generar tensiones adicionales entre las partes. Las disputas legales y la confrontación en el tribunal pueden prolongar el proceso y aumentar los costos asociados. Por esta razón, se recomienda considerar otras opciones de resolución de conflictos, como la mediación, antes de recurrir a un divorcio contencioso, especialmente si hay posibilidad de llegar a acuerdos amistosos en aspectos clave.