Termitas, moscas, arañas, abejas y avispas o cucarachas. Hablar de este quinteto es echarse casi a temblar cuando de plagas se trata.

Y es que la llegada del buen tiempo después del frío del invierno es lo que trae consigo, la proliferación de ciertas plagas de insectos y bichos que pueden poner en jaque la salubridad de domicilios, pero también de negocios.

En el caso de las termitas, ya sean las clásicas o las aladas, es el momento que tienen, con la llegada de los primeros calores, de su época de reproducción, con lo que hay que estar atentos para que no se acaben convirtiendo en una pesadilla para los muebles de madera. En caso de detectarlo, es necesario contar con profesionales del sector para poder tratarlo y salvar no solo los muebles sino evitar que vaya a más la plaga.

“Actualmente hay una variedad de tratamientos mucho más amplia que permite poder poner solución a las plagas más comunes. La primavera es una época muy dada a la proliferación de este tipo de situaciones, pero con nebulización o pulverización en superficie se marca la diferencia” explican desde Ambient Servei, empresa de control de plagas en Barcelona.

Las arañas adoran la primavera. Es el momento en el que comienzan a proliferar pequeños insectos y, por tanto, la época en la que mejor pueden alimentarse. Es necesario estar muy pendientes no solo para erradicarlo sino para evitar picotazos.

Lo mismo pasa con abejas y avispas, que con el calor comienzan su temporada de trabajo. En este caso lo recomendable es revisar las paredes y techos, sobre todo en el caso de unifamiliares, para que no vayan creando panales en tejados o espacios de terrazas que luego comprometan la seguridad al salir al aire libre.

Para las moscas la seguridad es más sencilla gracias a soluciones como las mosquiteras en casa. Aunque son pesadas como ellas solas, salvo que haya zonas de insalubridad cerca, lo cierto es que no va más allá de la molestia y la solución pasa por aislar los accesos de ventanas.

Finalmente, en cuanto a las cucarachas, es necesario de nuevo acudir a los consejos de los especialistas ya que no es una plaga fácil de controlar más allá de haber sellado y cuidado que no haya alimentos a mano.