MADRID, 31 (SERVIMEDIA)

El Diario Oficial de Galicia publica este martes la convocatoria de la segunda edición del programa de formación dual en centros especiales de empleo dirigido a la cualificación y a la integración en el mercado de trabajo de las personas con discapacidad intelectual.

Según informó la Xunta, con esta convocatoria se ofrecen a los centros especiales que las personas con discapacidad alternen durante tres años empleo y formación. El proceso debe estar enfocado a obtener los certificados de profesionalidad relacionados con el oficio o puesto de trabajo del contrato laboral.

El plan es impulsado por la Consejería de Promoción del Empleo e Igualdad, que ha duplicado la inversión en este proyecto hasta los 6 millones de euros para ampliar el número de beneficiarios.

Así, se estima que un centenar de personas con discapacidad puedan a lo largo de tres años, hasta el 2026, combinar formación con un puesto de trabajo en un centro especial de empleo. En la primera convocatoria participaron 60 personas con discapacidad intelectual que se calificaron y trabajaron en seis centros especiales de empleo.

ITINERARIOS ADAPTADOS

Los destinatarios finales del programa, las personas con discapacidad, tendrán que estar inscritos como demandantes de empleo en el Servicio Público de Empleo de Galicia y carecer de cualificación profesional.

De hecho, la formación que se ofrezca tendrá que estar enfocada a obtener los certificados de profesionalidad relacionados con el oficio o puesto de trabajo que se desarrolle en el centro especial de empleo.

El plan formativo, además, podrá recoger actividades complementarias o especialidades dirigidas a obtener carnés profesionales, cuando se requieran para el oficio o puesto de trabajo previsto. La cualificación se realizará de manera presencial mediante itinerarios formativos adaptados y estables de tres años de duración.

Quizás también te interese:  Cabify incorpora a su aplicación el alquiler de las motos eléctricas de Cooltra

El fin último es lograr que los participantes puedan obtener después un contrato de trabajo en una empresa. Con esta iniciativa, la Xunta financia el coste salarial de las personas alumnas-trabajadoras con discapacidad intelectual, el personal de apoyo y de acompañamiento que sea necesario y la actividad formativa.