Sólo una de las ocho mujeres asesinadas por violencia machista en julio había denunciado su situación

– Tres de las asesinadas «eran veinteañeras», destaca la Delegada del Gobierno contra la Violencia de Género

MADRID, 01 (SERVIMEDIA)

Sólo una de las ocho mujeres asesinadas por violencia machista en el mes de julio había denunciado su situación, según informó este martes la Delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell.

Rosell, en una comparecencia institucional tras finalizar la reunión del comité de crisis con las comunidades y con representantes de Interior y Justicia, lamentó este hecho y manifestó que «solo de las asesinadas, una mujer de 54 años de Málaga, había presentado denuncia». Además, destacó que «tres de las víctimas eran veinteañeras, no tenían ni 30 años».

Relató la delegada que en el comité de crisis que Igualdad convoca cuando en un mes hay más de cinco asesinadas analizaron siete de los ocho asesinatos machistas, porque el último, el conocido ayer en Utrera (Sevilla), aún no está confirmado, aunque todo apunta a que ha sido el marido de Vanessa quien la golpeó en la cabeza causando su muerte. Vanessa tenía sólo 22 años.

«Los siete asesinatos confirmados oficialmente dejan a ocho menores de edad huérfanos. Cuatro niñas y cuatro niños», agregó Rosell, quien enfatizó que «en julio es cuando se producen más víctimas. Lo sabemos por la serie histórica. Por ejemplo, en 2018 asesinaron a 10 mujeres y en 2015, a nueve».

Por esto, pidió a la ciudadanía que «no sea cómplice de la violencia de género, que el entorno de la víctima la ayude porque las mujeres, en muchos casos, no pueden tomar la decisión de pedir ayuda. Insistimos también en que las administraciones tienen que ser proactivas para descubrir los casos de violencia machista de forma precoz», apostilló.

Quizás también te interese:  Infojobs registró en diciembre un 17% menos de vacantes de empleo que en noviembre

Rosell pidió a los medios de comunicación que informen sobre los recursos que tienen las víctimas, como el teléfono 016, pero, de nuevo, interpeló «a la sociedad, a las instituciones, a la policía, a las comunidades, al Estado, a los servicios sociales, a los educativos, a la ciudadanía a ser intolerantes contra la violencia de género porque así las mujeres sabrán que estamos allí cuando nos necesiten. El rechazo a la violencia machista salva vidas, por esto pedimos su ayda», proclamó.

Definió la violencia de género como «un problema sistémico» e instó a «estar alerta» durante «todo el mes de agosto», para que no se produzcan más asesinatos.