La llegada de un bebé a casa es siempre una noticia llena de alegría, de nervios y de emoción…tanto es así que las compras no cesan desde el momento en el que ya se ha definido la salida de cuentas y la fecha se acerca.

Sin embargo, una recomendación que habría que hacer a toda mamá primeriza es que asuma que el crecimiento del bebé es probable que deje muchas prendas con apenas un uso, por lo que sería recomendable hacer un buen fondo de armario que cumpla con las necesidades y apostar por los outlets para abaratar las facturas.

“Un bebé crece por semanas y muchas veces supone un gran desembolso si no se ha hecho una buena previsión. Desde la tienda asesoramos para que puedan tener un armario útil y que no quede sin uso. Además, con la opción de outlet ayudamos a que puedan tener carros, ropa y el resto de productos de puericultura a precios más recomendados” explican desde Pequeñicos, tienda especializada en productos para bebés online.

Y, si el armario es importante, también lo es la bolsa para salir a la calle con el niño. 

¿Qué recomiendan llevar en ella los expertos?

Sin duda hay una serie de elementos que no podrían faltar en cualquier salida con un recién nacido o con un bebé de meses.

Para empezar, una muda sería imprescindible ya que a veces hay accidentes con los pañales. Llevar un body y un conjunto puede salvar la situación.

El cambiador forma parte del kit de cambio. A él se unen los pañales, toallitas y, cómo no, la crema por si estuviera su piel irritada.

Llegada la hora de la toma, un babero y una gasa grande serán los aliados de los papás. Dependiendo ya de si usa biberón para la alimentación o, por el contrario, se le va a dar pecho, se necesitará aquello que facilite la labor. Pero ambas prendas son imprescindibles. 

Un chupete de recambio siempre es bienvenido también para evitar problemas en caso de que caiga o incluso de que se pierda, así como el elemento, se usa, para dormir como el dudú.

Un elemento que es más clásico pero que siempre es un recurso cómodo es la toquilla. Más aún en este entretiempo en el que dependiendo de la hora la temperatura puede bajar. Contar con algo que arrope es clave para el bienestar del pequeño si se queda dormido.

Finalmente, sería recomendable llevar una crema para que la piel del bebé esté protegida si está al aire libre, evitando así descamaciones o irritaciones.