MADRID, 14 (SERVIMEDIA)

La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, afirmó este lunes que la «responsabilidad» del Gobierno en la tramitación parlamentaria de la reforma del Código Penal para eliminar el delito de sedición es «estudiar» las enmiendas que se presenten al respecto, incluidas las que pidan reformar el delito de malversación como pretende ERC.

En una entrevista en Cuatro recogida por Servimedia, Montero fue preguntada por la iniciativa gubernamental de eliminar el delito de sedición y la posible reforma del de malversación en ese proceso parlamentario.

Montero dijo que, pese a la reforma penal que ha impulsado el Gobierno, «no quita que nuestra responsabilidad es estudiar» las enmiendas que se presenten durante la tramitación parlamentaria de una iniciativa que elimina el delito de sedición. «Estamos hablando de un teórico porque a día de hoy, ni siquiera se ha abierto el periodo de enmiendas», subrayó al respecto y comentó que «hoy por hoy no tenemos ningún texto por parte de ningún grupo político».

Además, se alineó con la ministra de Defensa, Margarita Robles, al señalar que «es una obviedad» que «no es lo mismo una situación que produce enriquecimiento personal de la que no lo produce», en referencia a que la rebaja del delito de malversación beneficiaría al socialista José Antonio Griñán, condenado a prisión por este delito.

Quiso aclarar que el delito de sedición «no se elimina, se europeiza» para adaptar las penas a las que «son frecuentes en el ordenamiento jurídico de países como Alemania o Francia».

Respecto al delito de rebelión, Montero prometió que «no se toca» y que el interés del Gobierno es que Carles Puigdemont vuelva a España «a responder ante la justicia». «Lo que pretendía ERC era la eliminación de este delito y eso no se va a producir», insistió y defendió que «se está planteando ser capaces de seguir avanzando en la convivencia y que no se incumpla la ley».

Por otra parte, tras anunciarse hoy que la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, será la candidata del PSOE a la Alcaldía de Madrid, Montero, quien estuvo esta mañana arropando a Maroto en un acto sobre turismo, la calificó de «trabajadora», «responsable» y «dialogante» y destacó que el Ayuntamiento de Madrid «para nosotros es muy importante».

La propia Maroto anunció hoy que optará a la Alcaldía de Madrid porque «muchos militantes» le han pedido que lidere la alternativa del PSOE al actual regidor, José Luis Martínez Almeida, al que definió como un alcalde «indolente e impasible».