MADRID, 09 (SERVIMEDIA)

Los abogados podrán tomarse libre estas Navidades gracias al fin del delito de sedición, ya que esta reforma incluirá una enmienda que declarará inhábiles a efectos procesales fines de semana, festivos y el período vacacional que va del 24 de diciembre (Nochebuena) al 6 de enero (Reyes).

Este cambio legal, que los abogados pedían hace tiempo y en el que ya trabajaba el Ministerio de Justicia, será posible gracias a que PSOE y Unidas Podemos lo han incluido en la proposición de ley que elimina el delito de sedición.

Esta reforma será votada en el Congreso el próximo jueves y a partir de ahí comenzará su tramitación en el Senado, también por la vía de urgencia, con la previsión de estar aprobada antes de las fiestas navideñas, por lo que los letrados podrán disfrutar estas Navidades de su demanda histórica de no tener que realizar trámites durante fines de semana, festivos y las vacaciones de final de año.

La enmienda 5 de PSOE y Unidas Podemos a la reforma de la sedición modifica la Ley del Poder Judicial de 1985, de forma que se declaran inhábiles a efectos procesales una serie de días del año. Los partidos del Gobierno argumentan que la medida busca facilitar la «conciliación de la vida personal, familiar y profesional» de colectivos como los abogados.

NORMA Y EXCEPCIONES

Así, en virtud de enmienda, se modifica el apartado 1 del artículo 182 de la Ley del Poder Judicial, en el que ahora se especificará que «son inhábiles a efectos procesales los sábados y domingos, los días de fiesta nacional y los festivos a efectos laborales en la respectiva comunidad autónoma o localidad».

Se añadirá en este punto que «el Consejo General del Poder Judicial, mediante reglamento, podrá habilitar estos días a efectos de actuaciones judiciales en aquellos casos no previstos expresamente por las leyes».

Al mismo tiempo, se modifica el artículo 183 de la norma de 1985, en el que constará que «serán inhábiles los días del mes de agosto, así como todos los días desde el 24 de diciembre hasta el 6 de enero del año siguiente, ambos inclusive, para todas las actuaciones judiciales, excepto las que se declaren urgentes por las leyes procesales. No obstante, el Consejo General del Poder Judicial, mediante reglamento, podrá habilitarlos a efectos de otras actuaciones».

En la justificación de esta enmienda, PSOE y Unidas Podemos defienden que con estos cambios se busca «la conciliación de la vida personal, familiar y profesional de profesionales que se relacionan o colaboran con la Administración de Justicia durante el periodo vacacional».

«APUESTA» DE LLOP

Consultado sobre esta modificación legal, desde el Ministerio de Justicia se indicó a Servimedia que establecer una serie de días inhábiles a efectos procesales era un «apuesta» de la titular del departamento, Pilar Llop.

Desde el Ministerio se apuntó que esta cuestión se incluía en el proyecto de ley Orgánica de Eficiencia Organizativa del Servicio Público de Justicia, que se está tramitando en las Cortes. En este sentido, Llop tenía «todo el empeño del mundo» en que esta norma se aprobase cuanto antes, lo que habría incluido para estas Navidades el establecimiento de días inhábiles en los juzgados, como hará la enmienda de PSOE y Unidas Podemos.

Sin embargo, el retraso en la aprobación de la Ley de Eficiencia llevó al Consejo General de la Abogacía Española (CGAE) a emitir un comunicado el pasado 2 de diciembre, en el que lamentaba «profundamente» que durante las Navidades de 2022 no fuera a cambiar nada.

El CGAE se quejaba de que los «constantes retrasos» en la tramitación de las leyes de eficiencia de la Justicia iban a impedir que los 160.000 profesionales de la abogacía en España pudieran conciliar las vacaciones navideñas de 2022 con sus familias y atender así una «deuda histórica» con este colectivo profesional.