MADRID, 21 (SERVIMEDIA)

Las entidades bancarias asociadas a la CECA han elevado su resultado atribuido desde los 2.129 millones de euros obtenidos en 2020 a los 3.336 millones de euros en 2021, teniendo en cuenta el impacto extraordinario de la fusión entre Caixabank y Bankia, sin el cual la cifra queda en 3.336 millones.

Así lo informó este lunes la patronal del sector que representa a entidades de crédito y fundaciones bancarias entre las que se encuentran Caixabank, Unicaja, Abanca, Kutxabank, Ibercaja, así como Fundación La Caixa o Fundación Ibercaja.

Según la asociación, la reactivación económica y comercial y las menores provisiones realizadas respecto al año anterior, cuando se realizaron dotaciones extraordinarias para hacer frente al impacto de la covid-19, han permitido la recuperación de la rentabilidad en 2021 a los niveles previos a la crisis sanitaria.

La vacunación y el inicio de la recuperación económica permitieron reducir las pérdidas por deterioro de activos financieros en el año (2.557 millones de euros menos que en el año 2020), lo que ha favorecido una mejora de los resultados y eleva la rentabilidad sobre fondos propios (ROE sin ajustes extraordinarios) al 5,7% en 2021, frente al 3,5% del año anterior.

Por el lado de los ingresos, el margen de intereses se reduce un 5,3% debido a la persistencia de un euríbor en niveles mínimos, así como a los cambios en la estructura de la cartera, con un mayor peso de los préstamos ICO y unos menores ingresos procedentes de préstamos al consumo y renta fija.

Por su parte, la reactivación comercial ha permitido un repunte de las comisiones (+10,5%), así como de los resultados de empresas participadas (+17,2%) y de los ingresos por dividendos (+19,8%), aunque esta mejora «no llega a compensar el descenso del margen de intereses, del resultado de operaciones financieras (ROF) y de los ingresos de explotación».

En cuanto a los gastos, el esfuerzo de reestructuración efectuado por las entidades ha permitido una ligera reducción de los gastos de explotación (-1,9%), sin incluir los costes extraordinarios asociados a los procesos de fusión. La ratio de eficiencia se eleva respecto a 2020, situándose en el 58,5%, debido al retroceso del margen bruto.

Asimismo, la dudosidad del crédito se mantiene en un 3,8% en diciembre en el conjunto del sector, lo que supone 0,4 puntos porcentuales menos que la tasa registrada a finales de 2019. Además, respecto a la solvencia, las entidades del sector alcanzaron una ratio CET1 del 13,4% en diciembre 2021, un nivel similar al previo a la crisis del coronavirus.