-La compra de estas casas gana peso frente al alquiler, según Fotocasa

MADRID, 25 (SERVIMEDIA)

La demanda de compra de vivienda de segunda residencia continúa la tendencia alcista iniciada en 2021 y se incrementa en dos puntos porcentuales en 2022 hasta registrar niveles máximos desde 2017, según un estudio publicado este lunes por el portal inmobiliario Fotocasa.

Antes del estallido de la pandemia en 2020, la demanda por adquirir una segunda vivienda se situaba en el 9% del total, continuando con la inclinación decreciente que venía manteniendo desde 2018.

En 2021 se rompió ese comportamiento, alcanzando un 11% de las búsquedas totales de casas, y tras dos años de pandemia, este año llega al 13%, en niveles máximos desde 2017.

Se produce, por lo tanto, un aumento de la demanda de compra del 44% desde el inicio de la pandemia (al pasar de representar el 9% de la demanda al 13%).

El 65% de estos demandantes de segunda residencia busca comprar segunda residencia y un 35% para alquilar. Se produce así un cambio de rumbo y la demanda de compra crece en nueve puntos en detrimento del alquiler, tal y como ha sucedido con la demanda de primera residencia.

En 2020, la tendencia de la demanda era un 40% compra frente a 60% alquiler, pero en 2021, en medio de la transformación del mercado, ya comenzó a perder peso el alquiler con un 56% frente al 44% que optaba por la compra.

«No es de extrañar que la demanda de segunda residencia siga acentuándose en este 2022, tras el ‘boom’ por comprar vivienda de 2021. Ya notamos que las preferencias y necesidades habitacionales de los ciudadanos se habían modificado impulsadas por la búsqueda de la mejora de sus condiciones de vida a través de la compra de una vivienda. Sin embargo, se han producido fuertes variaciones territoriales como las caídas en comunidades que lideraban históricamente la demanda -Cataluña o Madrid- y crecen las comunidades andaluza y valenciana. Aun así, a nivel del conjunto nacional hay que destacar que la reducción del porcentaje de teletrabajo no es algo que haya frenado la demanda latente, los ciudadanos siguen buscando segundas residencias y tienen los motivos muy claros: la inversión como valor refugio frente a un momento de incertidumbre económica», explicó la directora de Estudios y Portavoz de Fotocasa, María Matos.

MÁS MUJERES

En cuanto a la distribución territorial, los andaluces son los que más demandan vivienda como segunda residencia, ya que representan el 22% del total, después de crecer dos puntos desde el 2021. También es relevante el ascenso de cuatro puntos de la demanda de segunda vivienda en la Comunidad Valenciana, que pasa del 7% en 2021 al 11% en 2022.

El mayor cambio se produce en Cataluña, donde la demanda cae en 12 puntos porcentuales hasta el 6%, presentando niveles incluso por debajo de los de 2020 (9%). Los madrileños también pierden apetito de compra de segunda residencia, visto ya desde el inicio de la pandemia (21% en 2020) y que ha ido decreciendo paulatinamente hasta el 19% este año.

La principal diferencia con respecto al año anterior sobre el perfil del comprador es que se produce un descenso de 15 puntos porcentuales en el grupo de las mujeres, pasando de un 52% en 2021 al 37% en 2022. Por lo tanto, el comprador de segunda residencia es mayoritariamente un hombre (62%). La media de edad se mantiene con tendencia de subida hasta los 41 años.

Al analizar la situación socioeconómica del comprador se evidencia un aumento en la representación de perfiles con nivel socioeconómico más bajo y se duplican quienes viven solos (del 5% en 2021 al 10% en 2022). También crece dos puntos la tipología de quienes viven con sus padres (7%), aunque la mayoría de los demandantes de segunda residencia para comprar conviven con su pareja e hijos (51%).

Por otro lado, el 91% de los demandantes tiene ya una primera residencia en propiedad y tan sólo el 9% de los que buscan comprar vivienda para destinarla a segunda residencia vive en una vivienda alquilada que la destina a primera residencia. En el caso de la localización de esa vivienda, en la mayoría de los casos (35%) buscanen una localidad diferente a donde reside, pero cercana, en la misma provincia.