MADRID, 09 (SERVIMEDIA)

La Red de Atención a las Adicciones, UNAD, consideró este miércoles «desafortunada» la campaña de comunicación ‘Derrochólicos’, puesta en marcha por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico con el objetivo de concienciar sobre el ahorro energético en los hogares, y exigió su retirada «inmediata».

Así lo reclamó en un comunicado en el que recordó que en el spot se presenta a un grupo de personas con «supuestos problemas de malgasto de energía como si estuvieran en una sesión de terapia para tratar una adicción, en este caso el consumo problemático de alcohol».

A este respecto, el presidente de la red UNAD, Luciano Poyato, reconoció la importancia de concienciar sobre la necesidad de ahorrar energía, si bien estimó que la manera elegida por el departamento de Teresa Ribera «no es la correcta».

«Las personas con adicciones y, concretamente, las personas que tienen un consumo problemático de alcohol, no son un referente con el que banalizar. No deben usarse como símil en campañas publicitarias de este tipo y menos cuando provienen de un organismo público», sentenció.

En este punto, también advirtió de que «no se puede trivializar la situación personal y social de las personas que tienen una adicción relacionada con cualquier sustancia» y, en este caso concreto, con el alcohol. «Aquí no solo se hiere a la persona que consume, sino también a su entorno familiar y social más cercano», abundó.

«En ningún caso se debe usar a las personas con adicciones para ponerlas en el centro de cualquier problema sin conocer la realidad que las ha llevado a consumir», espetó.

UNAD lamentó que la campaña presenta a personas con «supuestos problemas de consumo» y las «estigmatiza en un contexto negativo». «Incluso oculta sus identidades asumiendo que son población vulnerable que debe ser protegida», denunció, para recordar que el alcohol es la segunda sustancia más consumida entre las personas atendidas por la red, concentrando un 37% de los casos.

Por esta razón, reiteró a Transición Ecológica su petición de retirada «inmediata» de la campaña publicitaria y exigió «respeto hacia las personas con adicciones y sus familias».

En paralelo, demandó «compromiso político» para abordar desde una perspectiva «integral e intersectorial» el problema de las adicciones así como «responsabilidad» para «no alimentar los estigmas que ya recaen sobre las personas» a las que atiende.