MADRID, 27 (SERVIMEDIA)

Los pacientes, a través de casi 2.000 asociaciones, denunciaron este martes la grave situación del funcionamiento del Sistema Nacional de Salud (SNS) durante el VI Encuentro Nacional de Pacientes (ENP), organizado por el Foro Español de Pacientes (FEP) en el Auditorio del Hospital Clínico San Carlos de Madrid.

Durante su intervención, el presidente del FEP, Andoni Lorenzo, auguró que «el abandono de nuestra sanidad pública llevará a prácticamente su desaparición en tan sólo cinco años».

Para evitar esta situación, resulta clave el papel de las asociaciones de pacientes. A juicio de Lorenzo, «en un sistema de protección social moderno sólo es concebible una sanidad que sea participativa: una sanidad burocrática e impuesta a los ciudadanos no debería tener cabida en una sociedad democrática».

En este sentido, el máximo responsable del Foro Español de Pacientes aseguró que «los derechos colectivos de los pacientes serán más efectivos en la medida en que se favorezca la confluencia asociativa, se establezcan criterios sobre representatividad y se promueva su independencia, su sostenibilidad y su profesionalización, de modo similar a otras organizaciones sociales (como los sindicatos)».

Casi una treintena de expertos, de distintos ámbitos de la salud y la atención sanitaria, junto con representantes de pacientes, debatieron durante toda la jornada sobre los retos y las posibles soluciones a los déficits y amenazas que acechan al SNS.

MÁS PRESENCIA DE LOS PACIENTES

Con el lema ‘Reenfocando el futuro del sistema sanitario’, no sólo se demandó mayor protagonismo de las asociaciones de pacientes en la toma de decisiones sobre políticas sanitarias sino que se abordaron algunos de los temas más controvertidos y urgentes planteados en este ámbito.

Durante este encuentro se desgranaron temas tales como la participación ciudadana en las políticas de salud en España y Europa, los retos que plantea la cronicidad y las propuestas que aportan los pacientes, o el problema actual que supone la salud mental y la necesidad de priorizar su atención en la pospandemia. Además, se ofrecieron nuevos enfoques sobre cómo debe ser la Atención Primaria.

También se prestó una especial atención al manejo del dolor que, como se consideró el presidente de la FEP, «es el gran olvidado en el sistema sanitario español».

En cuanto a la atención a la cronicidad, el vicepresidente de la Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas (Facme), el doctor Javier García Alegría, calificó este aspecto como «un ´tsunami’ lento, anunciado desde hace años desde algunas sociedades y foros, que está condicionando la asistencia médica, la cobertura de los problemas sociales (soledad, invalidez, limitación funcional, desigualdad, etc), la economía de las familias y de los presupuestos nacionales y autonómicos».

SALUD MENTAL

Del mismo modo, se puso de manifiesto que la dotación de recursos es esencial cuando se trata de mejorar el abordaje de la salud mental en el sistema sanitario. Actualmente, según el presidente de la Sociedad Española de Farmacia Clínica, Familiar y Comunitaria (Sefac), Vicente J. Baixauli, «hay un problema de gestión en los recursos sanitarios, por lo que hay que cambiar la estrategia y, de hecho, falta un plan».

Este problema de falta de medios resulta crucial para tratar de ofrecer una buena atención a la salud mental de la población. «Una vez que somos conscientes de que precisamos más recursos, hay que analizar la falta de medios y de qué recursos sanitarios dispone el sistema, para posteriormente planificar las acciones a realizar, corregir las deficiencias y, por último, comprobar los resultados obtenidos», añadió el portavoz de Sefac, quien resumió que «para gestionar bien hacen falta recursos, tiempo, voluntad y conocimiento».