La Armada española ha adquirido dos vehículos tipo dron de inspección en aguas confinadas, para su utilización por las distintas Unidades de Buceo.

El contrato, licitado por los servicios de Intendencia del Arsenal Militar de Cartagena, ha recaído en la empresa gallega Gauzón Ibérica, suministradora regular del Ministerio de Defensa.

En la descripción del contrato, adjudicado por 13.500 euros, se determina que su uso será en aguas confinadas, en un complejo que simula las condiciones del mar. En sus ejercicios y entrenamientos las distintas Unidades de Buceo emplean diferentes medios de búsqueda y localización subacuáticos como sonar de barrido lateral, vehículos operados en remoto (ROV), drones subacuáticos y sonar de mano para buceadores.

Asimismo, practican diversas técnicas de buceo tanto de suministro de gases desde la superficie como de buceo autónomo en todas las intervenciones, resaltando las de buceo en aguas confinadas, buceo en aguas contaminadas (lucha integral contra la contaminación con equipos especiales) y reflotamiento de objetos sumergidos.

Servimedia