MADRID, 22 (SERVIMEDIA)

La subgobernadora del Banco de España, Margarita Delgado, llamó la atención este martes sobre las hipotecas concedidas entre 2005 y 2010, en su mayoría a tipo variable y que «siguen suponiendo una carga importante», y avisó al respecto de que «todavía hay riesgo de impagos en determinados bloques de la cartera hipotecaria de las entidades».

Durante su intervención en ‘XXIX Encuentro del sector financiero’ organizado por Deloitte, Sociedad de Tasación y ‘ABC’, la subgobernadora apuntó que las hipotecas firmadas entre 2005 y 2010 son en su mayoría a tipo de interés variable y «siguen representando en la actualidad una cartera importante en los balances bancarios», que cifró en el 25%.

Además, «el esfuerzo es muy similar» al de las hipotecas de 2003, 2004 o 2005, según dijo, para acto seguido agregar que, pese a que una parte «importante» de los últimos préstamos se han concedido a tipo fijo y eso «limita» el impacto de la subida del euríbor, «todavía hay riesgo de impagos en determinados bloques de la cartera hipotecaria de las entidades».

Delgado también indicó que las hipotecas de ese periodo y las de 2020 a 2022, que suponen otro 25%, en conjunto suponen el 50% del balance de los bancos.

Expuso que desde 2015, las hipotecas variables han pasado de ser el 90% del volumen del nuevo crédito hipotecario a suponer apenas el 28% en los primeros ocho meses de este año, lo que muestra que «el perfil de las hipotecas ha cambiado significativamente».

Además, destacó que «todavía se siguen concediendo hipotecas con unos criterios de concesión bastante sanos». Delgado subrayó que «estamos en una situación mucho mejor debido, sobre todo, a los años transcurridos desde el pinchazo de la burbuja inmobiliaria».

Igualmente, consideró que el crédito para adquisición de vivienda se encuentra en niveles «ciertamente razonables», sin llegar a la situación de 2011 o 2012.