MADRID, 14 (SERVIMEDIA)

El Ayuntamiento de Madrid iniciará los trabajos de adecuación y mejora de la Estación Regeneradora de Aguas Residuales (ERAR) de Valdebebas a partir de principios del próximo año 2023, tras la reciente aprobación de un contrato dotado con 61 millones de euros para reacondicionar sus instalaciones y ajustarlas a la declaración de toda la cuenca del río Jarama como zona sensible para la depuración de aguas residuales urbanas.

Así lo anunció este lunes el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, durante su visita a la estación, a la que acudió acompañado por el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante.

Con esta intervención, que fija el plazo de ejecución en 44 meses, se abordará una reforma integral del tratamiento biológico de la estación que permitirá reducir los niveles de vertido de la depuradora hasta unos límites más bajos de los previstos en su diseño inicial de los años 80 y se eliminará, tal y como indica la normativa, el vertido de nitrógeno y fósforo.

Las labores de mejora y adecuación de la depuradora, que se inauguró en 1982 y que en el año 2000 fue ampliada en una segunda fase, se han de realizar mientras la instalación se encuentra en funcionamiento, lo que ha supuesto un estudio en profundidad, por un lado, de la mejor solución técnica para evitar cualquier incidencia en el proceso de depuración actual y, por otro, facilitar la explotación y mantenimiento de la futura instalación.

La superficie de la parcela ocupada por la depuradora es de 37.800 metros cuadrados, incluida la zona ajardinada y se encuentra ubicada en la carretera antigua de Paracuellos de Jarama, dentro del término municipal de Madrid, en la zona conocida como Finca La Huelga.

Esta depuradora trata las aguas residuales procedentes de los distritos de Ciudad Lineal, Hortaleza y Barajas, además de las procedentes de la zona no ampliada de Paracuellos del Jarama y los drenajes de los túneles de la pista T4 del aeropuerto de Barajas.

NECESARIA AYUDA DEL ESTADO

Durante la visita, el regidor madrileño reclamó al Gobierno de la Nación que incluya en los próximos Presupuestos Generales la financiación para acometer «las imprescindibles» reformas en las depuradoras de La China, Butarque y Sur.

Almeida recordó que los actuales Presupuestos Generales del Estado sólo incluyen cantidades testimoniales para los proyectos de adecuación de dichas instalaciones, apenas 938.000 euros para unas obras que suponen una inversión cercana a los 1.000 millones de euros. Las cuentas públicas no prevén ninguna asignación para los ejercicios presupuestarios de 2024 y 2025.

Estas tres depuradoras, cuyas obras de reforma, el Gobierno central se comprometió a financiar a través de un protocolo firmado en 2009 entre el Ayuntamiento de Madrid y el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural, son infraestructuras clave en el sistema de depuración de la cuenca del Tajo compartida con Portugal.

El responsable madrileño recordó que la no adaptación de estas infraestructuras implicaría el incumplimiento de los límites de vertido establecidos en el Plan Hidrológico del Tajo y en la Directiva Marco del Agua.