MADRID, 06 (SERVIMEDIA)

La Guardia Civil ha desarticulado en Colmenarejo (Madrid) una organización criminal que estafó a 160 personas de toda España a cuenta del ‘Black Friday’, fecha que usaban para ofertar en Internet material electrónico que nunca llegaban a enviar a los compradores.

Según informó el Instituto Armado este viernes, en la ‘Operación Electronicplay’ han sido detenidas 10 personas, de entre 20 y 49 años, a las que se les acusa de un presunto delito de pertenencia a grupo criminal, blanqueo de capitales, estafa y usurpación de estado civil.

Las detenciones se produjeron principalmente en municipios de la Comunidad de Madrid, aunque en la operación también se ha actuado en Alicante, Murcia y Valencia. En el registro de una vivienda en Colmenarejo se intervinieron dispositivos móviles, varios ‘router wifi’, tarjetas telefónicas y equipos informáticos.

Los encausados, a los que se han intervenido más de 20 cuentas bancarias, habrían estafado a unas 160 personas por toda España y obtenido con ello un beneficio de unos de 240.000 euros.

OFRECÍAN ATENCIÓN AL CLIENTE

La trama delictiva inició su actividad en noviembre de 2021 aprovechando el ‘Black Friday’, lo que le llevó a publicitar material electrónico, en gran parte consolas PlayStation a un precio mucho menor de lo habitual en el mercado legal.

Las víctimas, creyendo que se encontraban ante una venta lícita, tanto por la apariencia de la web como la atención al cliente que se ofrecía, realizaban el pago a través de transferencia bancaria o mediante Bizum. Los perjudicados, al no recibir el producto adquirido y no obtener respuesta de un servicio de atención al cliente en ese momento inexistente, fueron poniendo en conocimiento de la Guardia Civil los hechos objeto de la investigación.

Las indagaciones revelaron que la red delictiva creaba webs fraudulentas y anuncios publicitarios que sirvieran de reclamo, además de dar de alta líneas telefónicas vinculadas a las cuentas bancarias.

En dichas cuentas, figuraban como titulares integrantes utilizados como ‘mulas’, que, a cambio de porcentajes y comisiones, abrían cuentas bancarias, líneas telefónicas y creaban monederos virtuales a través de plataformas de criptomonedas con el fin de dificultar la trazabilidad del dinero estafado.

La exhaustiva investigación policial, reveló que la trama criminal afectaba a diversas provincias, por lo que los agentes comenzaron a revisar coincidencias relacionadas con estos hechos y a tirar poco a poco del hilo de las denuncias interpuestas, así como del análisis de las cuentas bancarias asociadas a las presuntas estafas y las páginas web fraudulentas.