MADRID, 08 (SERVIMEDIA)

El Ayuntamiento de Alcorcón ha definido el protocolo de seguridad que se aplicará durante las fiestas de este municipio madrileño, que tendrán lugar del 2 al 11 de septiembre.

Según informó el consistorio en un comunicado, el teniente alcalde y concejal de Seguridad, Organización Interna y Atención Ciudadana, Daniel Rubio, explicó que en una reunión de la Junta Local de seguridad celebrada el pasado martes se definieron los diferentes aspectos que conformarían el protocolo de seguridad durante las fiestas municipales de este año.

El teniente alcalde afirmó que las líneas generales de actuación de este protocolo iban a constar de «un Plan de Autoprotección, el despliegue de efectivos suficientes para garantizar la seguridad durante esos días y medidas para tener unas fiestas cardio-protegidas».

Alcorcón contará por primera vez con un plan de autoprotección, que posibilitará que los eventos que tendrán lugar cuenten con los medios suficientes en el interior del recinto para garantizar la protección de las personas participantes.

De este plan destaca la presencia de personal de intervención en el mismo recinto, sumándose un puesto fijo de bomberos a los de Policía y Protección Civil.

También se utilizará un sistema de doble vallado perimetral que permitirá controlar aforos y prevenir la entrada de objetos peligrosos dentro del recinto. Se vallarán tres zonas: las casetas, el recinto ferial y la zona de conciertos.

Por otro lado, el plan de seguridad y emergencias contará con más de 100 efectivos de la Policía Municipal cada día, así como 26 vehículos móviles y seis motos. También se dispondrá de un sistema de cámaras que permitirá una mayor vigilancia para prevenir cualquier tipo de episodio que pudiera interrumpir el desarrollo normal de las festividades. A estos efectivos también hay que sumar los recursos materiales y humanos de Policía Nacional que desplegará la Delegación del Gobierno.

Otro de los objetivos a lograr será que las fiestas sean cardioprotegidas, para lo que se instalarán desfibriladores en el recinto y se impartirán jornadas formativas para su uso por parte de las personas que están en las casetas como de los feriantes.