MADRID, 18 (SERVIMEDIA)

Los sindicatos FINE, CCOO y UGT, como mayoritarios firmantes del convenio colectivo de cajas de ahorros, han convocado movilizaciones ante las sedes de CaixaBank, Unicaja, Ibercaja y Abanca para reclamar que se reabra la mesa del convenio y poder revisar los salarios de las plantillas ante el repunte de la inflación.

En un comunicado conjunto, las tres organizaciones argumentaron que se ven «abocadas» a protestar ante la «negativa» de la Confederación Española de las Cajas de Ahorro (CECA) de reabrir la mesa del convenio y revisar los salarios.

Estas movilizaciones coincidirán con la presentación de resultados anuales de estas cuatro entidades, que son las mayores del sector del ahorro, como el día 3 de febrero ante CaixaBank.

Los tres sindicatos recordaron que llevan pidiendo medidas para amortiguar el impacto de la inflación a la patronal del ahorro desde mayo de 2022 y en la última reunión del Observatorio Sectorial, el pasado 20 de octubre, la patronal manifestó «no estar de acuerdo con el análisis de la realidad sectorial» que presentaron los sindicatos y pidió tiempo.

«Ahora, tres meses después, FINE, CCOO y UGT consideramos que las plantillas necesitan ya una respuesta contundente al desequilibrio que sufrimos entre el coste de la vida, los salarios y los resultados históricos que las entidades van a presentar, así como el fuerte incremento del pago de dividendos», aseveraron.

Los sindicatos vienen reclamando actualizar los salarios desde enero de 2022, con recuperación salarial correspondiente a 2021, incluir cláusula de revisión para 2022 y 2023 con una fórmula negociada, revisar los gastos (dietas, kilometraje, teletrabajo) y que no se absorban en otros conceptos.

Desde el mayoritario FINE en el sector del ahorro, su presidenta, Elena Díaz, resaltó que «es inadmisible que un sector tan directamente beneficiado por el incremento del coste de la vida se resista a dar soluciones a su plantilla que puedan amortiguar los desequilibrios producidos».

Esta reclamación sindical tiene lugar después de que estos mismos sindicatos hayan acordado con la Asociación Española de Banca (AEB) reabrir el convenio sectorial y elevar los salarios del 1,25% inicialmente pactado al 4,5% para 2023. Del mismo modo, CCOO y UGT acordaron mejorar los de las cajas rurales del 1% al 4,5%.