Los cambios que está viviendo la logística por los e-commerce

Entrega en menos de cuatro horas. Esa es la meta de la gran mayoría de plataformas y e-commerce actuales. El ser capaz de ofrecer un servicio que sirva, no solo para las compras de productos o servicios sino también de lo perecedero.

El concepto de mercado online lleva tiempo poniéndose de moda en algunas plataformas de primer nivel. Como si de la plataforma de easyMarkets se tratase, los precios de los productos frescos en el mercado también pueden oscilar dentro de un abanico y siempre hay que saber cuándo sería mejor comprarlos de cara a poder recibirlos en el tiempo necesario y establecido.

Para conseguir este tipo de servicio, las plataformas y mercados online están creando una nueva red en las ciudades de micro-hubs y acuerdos con comercios tradicionales. Gracias a esto, es viable poder llegar a tiempo sin necesidad de ir a las grandes superficies de almacenamiento que, hasta ahora, se estaban situando fuera del núcleo urbano para situarse en grandes polígonos.

“La forma de consumo ha cambiado considerablemente. Antes, las familias acudían al mercado cercano y elegían, sobre el mostrador, qué querían. Ahora, con los horarios y las extraescolares de los niños, llegar a tiempo no siempre es posible. Sin embargo, la conciencia de comida saludable sí que sigue presente. La opción: compra online. Y si, además, llega a la vez a casa, todo un éxito que permite planear los menús familiares a tiempo” comentan desde algunos de estos hubs urbanos.

Pese a los cambios sociales y de costumbres que se llevan experimentando los últimos años, lo cierto es que la tendencia empieza a cambiar. Las posibilidades que ofrece poder comprar online en cualquier momento y desde cualquier rincón hacen posible hacer una planificación totalmente diferente.

Quizás también te interese:  Grupo Menarini España moderniza la gestión de su ciclo de venta

Cuando comenzó a extenderse la pronta entrega, apareció una nueva forma de comerciar. De nuevo cobró vida el comercio cercano, capaz de ofrecer este tipo de cobertura en pleno centro de las ciudades. Es una forma de reinventar de nuevo los locales más céntricos, a través de pequeños almacenes que ofrezcan servicio a las compras casi del día y que se puedan reponer en corto tiempo para seguir la distribución central.