– La mortalidad sube un 5% en 2021 en la Unión Europea tras desplomarse a mínimos históricos en 2020

MADRID, 03 (SERVIMEDIA)

España desciende al séptimo puesto entre los países de la UE más seguros en las carreteras al registrar el año pasado una tasa de 32 muertos por accidentes de tráfico por cada millón de habitantes, con lo que retrocede tres posiciones respecto a 2020, cuando alcanzó el mejor puesto histórico junto con 2013 al encaramarse a la cuarta plaza.

Así figura en las estadísticas preliminares de seguridad vial de 2021 de la Comisión Europea, que reflejan que cerca de 19.800 personas perdieron la vida el año pasado en las carreteras de la UE, lo que supone 1.000 más que en 2020 (un aumento del 5%), cuando alcanzó el mínimo histórico por la reducción de la movilidad asociada a la covid-19, pero casi 3.000 menos (-13%) en comparación con 2019, año previo a la pandemia.

«A medida que los niveles de tráfico vuelven a la normalidad, debemos asegurarnos de no volver a las cifras de muertes en nuestras carreteras anteriores a la pandemia. A nivel de la UE, nos esforzaremos a través de la financiación, la legislación y la divulgación para ayudar a ofrecer el ‘sistema seguro’ de infraestructuras más seguras, vehículos más seguros, uso de las carreteras más seguro y una mejor atención posterior a los accidentes. Pero ésta es una responsabilidad compartida con los Estados miembro, la industria y los usuarios de la carretera. Cada muerte y lesión grave en nuestras carreteras es evitable», apuntó la comisaria europea de Transportes, Adina Valean.

ALGUNOS DATOS

Los datos de la Comisión Europea, recogidos por Servimedia, indican que España entró por primera vez en el ‘top cinco’ en 2013, cuanto ocupó la cuarta posición con una tasa de 36 fallecidos por cada millón de habitantes. En 2014 bajó al quinto puesto (también con una tasa de 36) y en 2015 descendió a la sexta plaza (igualmente con una tasa de 36).

España volvió al quinto puesto en 2016 (39 fallecidos en siniestros de tráfico por cada millón de habitantes), descendió al sexto en 2017 y 2018 (en ambos años, con una tasa de 39), y cayó a la séptima posición en 2019 (37). En 2020 ascendió al cuarto lugar (29) y en 2021 bajó al séptimo.

Así pues, seis países de la UE tuvieron el año pasado mejores tasas de siniestralidad vial, concretamente Malta (17), Suecia (18), Dinamarca (23), Irlanda (27), Países Bajos (28) y Alemania (31). La media comunitaria fue de 44 víctimas mortales por cada millón de habitantes.

Rumanía (93 fallecidos por cada millón de habitantes) se convirtió el año pasado en el país comunitario más inseguro en carretera, seguida de Bulgaria (81), Letonia (78), Croacia (72), Polonia (59) y Grecia (57).

Por otro lado, España forma parte del grupo de 13 países de la UE que el año pasado aumentaron la mortalidad en las carreteras respecto a 2020, con un 10% más. Los principales ascensos se produjeron en Eslovenia (43%), Croacia (23%) y Bulgaria (21%), y los mayores descensos tuvieron lugar en Malta (-18%), Dinamarca y Lituania (-17%),

En la década comprendida entre 2012 y 2012, la tasa de mortalidad vial en la UE cayó de 60 víctimas mortales por cada millón de habitantes a 44 (es decir, 16 fallecidos menos). Todos los países redujeron ese parámetro, con las principales caídas en Lituania (-49), Polonia (-35), Bélgica y Grecia (-32), mientras que en España fue de -9.