MADRID, 30 (SERVIMEDIA)

El presidente del Foro Europeo de la Discapacidad (EDF, por sus siglas en inglés), Yannis Vardakastanis, espera una buena colaboración con la Presidencia española de la Unión Europea, en el segundo semestre de 2023, para avanzar en la agenda continental de la discapacidad y «superar la falta de transparencia y accesibilidad del Consejo Europeo».

Así se manifiesta el máximo dirigente europeo de la discapacidad en una amplia entrevista publicada en el último número de ‘cermi.es semanal’, órgano digital de expresión del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi).

Preguntado acerca de qué esperanzas tiene depositadas en esta presidencia española para el sector de la discapacidad europeo, el presidente del EDF afirmó que le gustaría que se impulsara la adopción de una directiva horizontal sobre igualdad de trato, ampliándola a la protección de las personas con discapacidad frente a la discriminación, tras catorce años de estancamiento en el Consejo.

También que se inicie una discusión sobre estándares vinculantes para los organismos de igualdad que pueden ser otra oportunidad para combatir mejor la discriminación basada en la discapacidad.

Además, consideró como cuestión prevalente el compromiso con los derechos de las mujeres y niñas con discapacidad, siendo las negociaciones de la directiva de lucha contra la violencia contra las mujeres una de sus prioridades, «ya que las mujeres y las niñas con discapacidad se enfrentan a un mayor riesgo de violencia y reciben menos apoyo».

Del mismo modo, señaló Vardakastanis, que al EDF le gustaría ver avances en el derecho al voto de las personas con discapacidad, como ocurrió en España, que logro este hito hace unos años, dado que las elecciones europeas tendrán lugar unos meses después de esta Presidencia.