MADRID, 09 (SERVIMEDIA)

Más de la mitad de las empresas (54%) valoran negativamente las consecuencias de la reforma en el mercado de trabajo y un tercio lo hacen muy negativamente, según el informe ‘Reforma laboral: un año de camino’, presentado este miércoles por InfoJobs.

Según este estudio, si se analiza el impacto de las diferentes medidas, aquellas que mayor efecto están teniendo en las empresas son las relativas a la contratación. Así, la desaparición del contrato de obra y servicio, y el fomento del contrato indefinido y del fijo-discontinuo es el cambio que mayor impacto está teniendo, con dos tercios de las empresas (65%) afectadas.

Entre las empresas pequeñas (de menos de 50 trabajadores) la incidencia de este cambio normativo es ligeramente más alta y alcanza el 68%.

Por otro lado, también es destacable la repercusión que tiene la limitación del nuevo contrato eventual por circunstancias de la producción. La mitad de las empresas (54%) aseguran haberse visto afectadas por esta medida.

Idéntico porcentaje (54% de empresas afectadas) registran los cambios en la regulación temporal: la incidencia de los nuevos ERTE y el mecanismo RED de flexibilidad y estabilización del empleo está siendo importante, sobre todo para las empresas medianas y grandes (60%).

Pese a ello, más de la mitad de las empresas (54%) piensan mantener el crecimiento de la contratación previsto. En el caso de las compañías de más de 50 trabajadores, el porcentaje aumenta hasta suponer los dos tercios (65%) de las entidades medianas y grandes con previsiones de seguir aumentando la plantilla.

No obstante, el 30% de las empresas señalan que contratarán menos personal debido al incremento de los costes que supone aplicar el nuevo modelo de contratación.

Pero este dato tiene significativas diferencias en función del tamaño de la empresa: entre las que tienen menos de 50 trabajadores hay un porcentaje más alto (36%) que han reducido sus perspectivas de contratación; mientras que en las medianas y grandes (50 o más trabajadores) solo el 22% prevén incorporar menos personal.

Los cambios no sólo tienen que ver con el volumen de contratación, también los procesos de selección pueden verse afectados. Así, el 30% de las compañías subcontratarán a especialistas que les ayuden en la selección, la cual se espera más exigente que antes. Esta tendencia aumenta hasta el 34% de las medianas y grandes (las de 50 o más trabajadores).