MADRID, 03 (SERVIMEDIA)

El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, se reunió este lunes en el Vaticano (Roma) con el secretario de Relaciones con los Estados de la Santa Sede, monseñor Paul Gallagher, con quien abordó la agresión a Ucrania, el papel de la Unión Europea y la importancia del multilateralismo, confirmando que no cesa en su propósito de mantener abierta la vía diplomática para buscar una salida a la crisis bélica.

Según informó el Palacio de Santa Cruz en un comunicado, durante la reunión, el titular de Exteriores explicó a Gallagher las medidas que la Unión Europea ha adoptado contra el régimen de Vladimir Putin como respuesta a la ilegal e injusta invasión de Ucrania. Se trata, hasta ahora siete paquetes de sanciones económicas y comerciales que suponen las mayores en la historia del club comunitario.

Albares recordó a su homólogo de la Santa Sede la condena unánime tanto al simulacro de consulta como a la anexión de territorios ucranianos a la Federación Rusa, en concreto Donetsk, Lugansk, Zaporiyia y Jersón.

ACOGIDA Y FONDOS

Por otra parte, el responsable de la diplomacia española le explicó la ayuda humanitaria prestada por valor de 38 millones a Ucrania y otros países fronterizos, la acogida a ciudadanos de ese país que lo abandonaron al inicio de la invasión y la entrega de material militar para contribuir a la defensa del país.

Ambos mandatarios analizaron también la crisis energética derivada de la agresión rusa. El ministro de Asuntos Exteriores detalló cómo los socios europeos ya han adoptado medidas de ahorro energético y aumentado sus reservas de gas.

Igualmente le señaló que España está ayudando a los países de Centroeuropa con la exportación de gas. Al respecto, apuntó que en lo que llevamos de año, el 10% del gas natural que llega a la Unión Europea entra por España, lo que explica la defensa que el Ejecutivo de Pedro Sánchez hace de la necesidad de aumentar las interconexiones a través de gasoductos en el viejo continente.

El ministro resaltó la unidad y cohesión de la UE ante el desafío bélico y esgrimió la importancia de la Presidencia Española de la Unión, en el segundo semestre de 2023, durante la cual España trabajará «para fortalecer la cercanía de las instituciones europeas a los ciudadanos y dará especial importancia al pilar social, entre otros objetivos», recogió Exteriores en su comunicado.

Al margen de la situación derivada de la agresión rusa a Ucrania, José Manuel Albares defendió ante Gallagher el compromiso de España con el multilateralismo, demostrado durante la última reunión de la Asamblea General de Naciones Unidas, en la que España se comprometió a aportar 236,5 millones de euros a proyectos de seguridad alimentaria y a participar en el Grupo de Respuesta a la Crisis Global promovido por la ONU.

Por último, el ministro aprovechó su viaje a Roma para visitar el avance de las obras de la Cancillería de España, unas dependencias adscritas a la Obra Pía de los Santos Lugares.