– Destacan que a los tres meses de realizar ejercicio físico «se obtienen resultados»

MADRID, 04 (SERVIMEDIA)

La Sociedad Española de Rehabilitación y Medicina Física (Sermef) instó este miércoles a la población a marcarse como objetivo para el año 2023 «moverse más» para reducir las altas de sedentarismo y evitar complicaciones de salud que pueden derivar en discapacidad.

Los médicos rehabilitadores pidieron que, «una vez pasadas las fiestas y tras los posibles excesos navideños», la ciudadanía comience a moverse más para mejorar su salud, y se lo plantee como un «buen propósito de Año Nuevo».

En cuanto a las diferencias entre actividad física y ejercicio físico, explicaron que no es exactamente lo mismo. «La actividad física es cualquier movimiento que realizan nuestros músculos y que supone un gasto de energía como, por ejemplo, subir escaleras, pasear, arreglar el jardín o trabajar en el huerto. El ejercicio es una actividad física que es planeada, estructurada y con un propósito».

De esta forma, desde la sociedad científica señalaron que hacer ejercicio físico «tres días es una motivación, tres semanas es un hábito y a los tres meses se obtienen resultados». «El ejercicio regular se asocia con un aumento de longevidad y reduce el riesgo de varias enfermedades como la enfermedad cardiovascular, el ictus, el deterioro cognitivo, algunos cánceres, la diabetes tipo 2, la osteoporosis, la hipertensión, el aumento del colesterol o triglicéridos, la obesidad y la artrosis, entre otros».

ELIXIR DE SALUD

Otro de los beneficios del ejercicio regular es que está asociado con una mejora de la salud psicológica y la situación funcional. Por ello, los médicos rehabilitadores afirman que la «actividad física es el elixir que proporciona salud y aumenta la esperanza de vida incluso en pacientes con discapacidad y produce beneficios a cualquier edad». Pero advirtieron que «solamente es efectivo si cuesta hacerlo».

Alrededor del 80% de la población española no alcanza los niveles de actividad física recomendados, según la sociedad científica, dado que «nuestra adherencia a la actividad física y al ejercicio es muy mala, pero se debe conseguir revertirla y ser cumplidores».

Por último, desde la Sociedad Española de Rehabilitación y Medicina Física recuerdan las indicaciones de la OMS para minimizar el sedentarismo: realizar actividad física ligera a lo largo del día, además de ejercicio aeróbico cinco días a la semana, de 30 a 60 minutos cada día, con una intensidad moderada, junto con ejercicio moderado de fuerza dos o tres días a la semana.

«Quizás estas recomendaciones puedan parecer excesivas y evidentemente no todo el mundo dispone de 30-60 minutos al día para poder dedicar realizar actividad física. Pero hay que tener en cuenta que el tiempo que invirtamos en realizar actividad física de intensidad moderada será una inversión para nuestra salud actual y nuestra salud futura», concluyeron.