Cuando se trata de mirarse al espejo, cada persona se percibe de una forma distinta. Los miedos, los complejos e incluso las formas heredadas pueden suponer un problema para la autoestima de muchos que buscan en los avances estéticos y la cirugía su aliado para hacer las paces consigo mismos.

El rostro, la cara, es la primera cara de presentación de una persona. Lo que transmite con su mirada, con su sonrisa y facciones es algo que ha servido a poetas de medio mundo para elaborar los versos más populares.

Pero, ¿cuáles son las tres intervenciones que más se demandan?

“En el ámbito de la cirugía facial hay tres que cambian por completo la imagen de una persona, permitiendo que su rostro luzca como siempre soñaron” explican desde Saona, clínica estética en Valencia.

En primer lugar, una de las más demandadas es la rinoplastia. El objetivo de quienes se someten a este tipo de intervención es buscar una nariz que sea armónica en tamaño, pero también forma, con el resto del rostro. Aunque hay varias técnicas previas como la rinoplastia líquida, quienes optan por esta operación en quirófano lucirán perfectos en aproximadamente 6 meses.

En segundo lugar, se puede hablar de la mentoplastia como otra de las intervenciones que, definitivamente, cambian la anatomía facial. 

La modificación ósea del mentón, bien para reducirlo o para aumentarlo con una prótesis busca también que la imagen facial sea concordante, permitiendo mejorar la imagen general del rostro.

Finalmente, si se habla de una tercera intervención que cambia por completo la imagen de una persona, se podría mencionar la otoplastia. Aunque el cabello puede ser el gran aliado de quienes no gustan de la forma de sus orejas, lo cierto es que este tipo de intervención es cada vez más habitual y sirve, entre otras cosas, para evitar complejos al usar recogidos o cabello corto.

No obstante, antes de pasar por quirófano, existen opciones a tener en cuenta que pueden servir, cuando no es muy marcado, para mejorar esa parte anatómica desde la tecnología más puntera y con productos que, inyectados en algunos casos, sirven de aliados para relleno o aumento puntual de ciertas zonas faciales.