MADRID/SANTIAGO DE COMPOSTELA, 25 (SERVIMEDIA)

El rey Felipe VI reivindicó este lunes que «España tiene carácter» ante las dificultades, como las vividas en los últimos años con la pandemia de la covid-19, y que la historia «demostrará siempre» que la sociedad española tiene «capacidad para seguir adelante».

Felipe VI hizo esas consideraciones en su ofrenda al Apóstol Santiago, celebrada en la Catedral de Santiago de Compostela este lunes. Se trata de una ceremonia instituida en 1643 por Felipe IV y a lo largo de los años se ha mantenido la tradición de que Reyes, jefes de Estado o personalidades con las más altas responsabilidades invoquen al Patrón de España.

«Hemos pasado momentos muy duros en los últimos años. La pandemia y, junto a ella, los desafíos en otras áreas, nos han impactado y nos impactan como sociedad y como personas. Pero en todo este tiempo no se ha doblegado nuestra capacidad para seguir adelante», comentó.

Felipe VI añadió al respecto: «España tiene valores; los valores de un pueblo responsable, decidido, fuerte, solidario, que ha recorrido su camino con entereza. Nunca nos ha faltado ni ambición ni coraje porque España tiene carácter. Y lo ha demostrado a través de su historia, lo demuestra día a día y lo demostrará siempre».

El Rey apuntó que actualmente hay «un compás histórico en el que los miedos, dudas e incógnitas parecen nublar los horizontes de toda la humanidad, en el que el cambio permanente parece ser ya el estado natural de las cosas».

Subrayó que el año pasado «continuó marcado por el dolor» que impuso «una pandemia sin precedentes» en la historia reciente, y que en 2022, «al contrario de lo que se anhelaba, las incertidumbres permanecen, no solo en el ámbito sanitario, sino también las relacionadas con la paz o con la economía».

«Además del agradecimiento al Apóstol por su protección, le pedimos ayuda para que nuestro país dé los pasos correctos en esta etapa del camino no exenta de obstáculos. En cada español hay un peregrino que, en compañía de sus compatriotas, de nuestros hermanos europeos y de tantos otros de muchos lugares del mundo, pondrá -como de costumbre, como siempre- toda su voluntad para superar las adversidades que se le presenten», comentó.

No obstante, reivindicó los valores cívicos, culturales y espirituales del Camino de Santiago «cuando el horror de la guerra» ha reaparecido en Europa por la invasión rusa en Ucrania.

«Aunque los conflictos puedan parecer distantes en términos de kilómetros, resultan intensamente propios cuando pensamos en las personas, en las mujeres, hombres y niños, que han visto rota una convivencia que, en esta época, en este siglo XXI de progreso y de crecimiento, parecía asegurada. La paz debe marcar el norte de nuestra brújula. Ahora y siempre», defendió Felipe VI.