MADRID, 25 (SERVIMEDIA)

El Consejo General de Enfermería (CGE) y la Sociedad Española de Enfermería Radiológica (SEER) han elaborado un documento sobre el Marco de actuación de los trabajadores de la enfermería en el ámbito de los cuidados en radiología.

En él se detallan todas las actuaciones, diagnósticos enfermeros, intervenciones y resultados de enfermería en este ámbito. También se definen los contenidos mínimos de la formación que deben tener las enfermeras para prestar estos cuidados con calidad y seguridad, según informaron este lunes el CGE y la SEER.

Los trabajadores de la enfermería, en su mayoría mujeres, «necesitaban dar soporte documental a las funciones y cuidados que tienen reconocidas y que desarrollan en los servicios de radiología, de cara a poner en valor, de forma concreta y concisa, los cuidados específicos que sólo una enfermera experta puede prestar. No se puede entender un paciente con exploraciones y tratamientos relacionados con la radiología sin la asistencia de una enfermera cualificada», subrayó el presidente de la SEER, Antonio Hernández.

El presidente del CGE, Florentino Pérez Raya, indicó que los trabajadores de la enfermería «son esenciales en los servicios tanto de radiología y diagnóstico por imagen como en los tratamientos de medicina nuclear y radioterapia oncológica para conseguir unos cuidados de calidad y excelencia».

Pérez Raya recalcó que estos trabajadores en el ámbito de los cuidados en radiología trabajan tanto en el ámbito hospitalario como en los centros de atención primaria, ya sea con adultos o con pacientes pediátricos, y especialmente importante es su colaboración en la resonancia magnética, ya que los pacientes pediátricos requieren sedación.

De forma global, su actuación se dirige a los servicios de diagnóstico y tratamiento por la imagen, medicina nuclear, radioterapia oncológica y braquiterapia, así como los servicios donde sean necesarios llevar a cabo cuidados relacionados con ellos.

Actualmente, los profesionales de enfermería que estaban en posesión de la antigua especialidad de Radiología y Electrología -ya derogada- han podido convalidar su formación por la actual especialidad de Enfermería en Cuidados Médico-Quirúrgicos, pendiente de desarrollo. Ante la inexistencia de una especialidad reglada, las enfermeras en estos servicios se forman de manera autodidacta.

«La enfermera experta en cuidados en radiología debe acreditarse mediante una formación específica y especializada en la protección radiológica, optando a la realización de cursos de operador o de supervisor en instalaciones de diagnóstico médico o de instalaciones radioactivas, dependiendo del departamento asignado, además están obligadas a renovar periódicamente las correspondientes licencias de acreditación, pero sin unos criterios comunes», especificó Hernández.

Ante estas carencias y para explicar y ordenar las funciones y cuidados que deben desarrollar las enfermeras expertas en radiología, el CGE y la SEER han elaborado el marco de actuación para enfermería en el ámbito de los cuidados en radiología.