Una mudanza siempre es un momento de estrés. Más allá de contratar una empresa especializada que garantice el buen hacer, es necesario también ponerse manos a la obra con la parte de las cajas cuando se refiere a los enseres más personales.

«En nuestro caso, nos encargamos de embalar cada objeto de forma adecuada para que llegue a destino en perfectas condiciones. Pero siempre hay trucos para quienes quieren ser ellos quienes preparen algunas cajas por ser objetos de gran valor sentimental y eso, sobre todo, hay que comprenderlo y ayudar» explican desde Mudanzas Abarca, empresa especializada en mudanzas en Majadahonda.

5 consejos para empaquetar

  1. Listado y numeración de cajas

Lo primero, es hacer una lista con los objetos que se van a embalar. Es necesario planificarlo como si fuera un inventario para evitar extravíos.

Se numeran las cajas y se especifica en el listado en la caja en la que se incluirá cada pieza. Así, cuando se busque algo concreto, es fácil localizarlo y revisar que esté todo.

En este sentido, hay que tener claro también qué tamaño de caja se necesitará para evitar que vaya a presión o demasiado holgado el contenido

  1. Orden para meterlo en la caja

Se debe empaquetar primero lo que menos se usa. Teniendo en cuenta que será lo que quede al fondo de la caja, es necesario hacer una reflexión acerca de cuáles serán los objetos que necesitarán salir antes en el nuevo destino.

  1. Ten en cuenta el peso

Trata de mezclar pesos para que sean cajas llevaderas. Ten en cuenta que una vajilla entera pesa muchísimo, por ejemplo, pero unos platos, con mantelería, no tanto…

Y esta máxima en todo…Llenar una caja de ropa puede acabar siendo muy pesada si no se mide bien.

  1. Antes de meter cada objeto, protégelo.

Ya sea con tela, con burbujas o con papel, todo debe ir de forma que vaya seguro y no choque dentro de la caja.

  1. Cierra bien las cajas

Una de las máximas de quienes se dedican a esto es echar un ojo a cada caja para ver que de verdad está cerrada…nadie quiere que se abran en el peor momento.