Aspace incide en la importancia de la atención temprana para una futura vida independiente de las personas con parálisis cerebral

MADRID, 06 (SERVIMEDIA)

La presidenta de la Confederación Española de Asociaciones de Atención a las Personas con Parálisis Cerebral (Aspace), Manuela Muro, declaró este viernes que «la atención temprana, es el primer paso hacia la vida independiente de las personas con parálisis cerebral».

Así lo manifestó en un artículo publicado en el diario cermi.es, con motivo del Día Mundial de la Parálisis Cerebral que se celebra este 6 de octubre. Las entidades Aspace son expertas en grandes necesidades de apoyo y ayudan a cubrir las necesidades de la infancia con parálisis cerebral desde los primeros meses, ya sea a nivel motor, cognitivamente, en el ámbito de la comunicación y el lenguaje o en el de la alimentación.

En relación a ello, Muro afirmó que «por eso debemos tenerlas presentes». «Porque son ellas las que tienen la experiencia en parálisis cerebral y en grandes necesidades de apoyo». Y, añadió que «resulta imprescindible iniciar los apoyos a una edad temprana con equipos multidisciplinares que trabajen de manera transversal según las necesidades de cada niño y niña con parálisis cerebral».

En este artículo, la presidenta de la Confederación Aspace también enfatizó que «con una atención temprana centrada en la persona, que sea universal, gratuita e interdisciplinar, conseguiremos empoderar a las personas con parálisis cerebral y con grandes necesidades de apoyo, para que sean ellas quienes puedan vivir su vida».

Por su parte, en este articulo Muro también recordó que la parálisis cerebral es una pluridiscapacidad y que el 80% de las personas con parálisis cerebral tiene grandes necesidades de apoyo, lo que significa que necesitan apoyo de una tercera persona las 24 horas al día los 7 días de la semana.

Quizás también te interese:  El agua alcalina desciende los radicales libres

Asimismo, ratificó que la Estrategia española sobre discapacidad 2022-2030 tiene como reto reconocer la atención temprana como un derecho subjetivo de todas las niñas y los niños, garantizar la igualdad de acceso, formular estándares de calidad en este ámbito e incluirla en la cartera común de los servicios de salud y de los servicios sociales, desarrollado en coordinación también con educación.