A medida que vamos envejeciendo, nuestro cuerpo y la vida nos va cambiando, y lo que requiere para conservarse saludable es cambiando el estilo de vida en nuestro hogar, evitar algunos medicamentos nos puede favorecer un mejor estilo de vida ya que hay fármacos que alteran nuestra condición. Por ejemplo alterando el sentido del olfato y el gusto afectando su interés en mantener una alimentación saludable y actividad física. Como vez usted si ha tenido algunos cambios en la alimentación debes acudir al médico es probable que sea algún alimento que este alterando su condición.

Seguro te has preguntado que los platillos que siempre me han gustado, hoy en día no saben igual que antes, ahora que vivo solo es más difícil cocinar para mí o no siento ganas de salir porque podría caer y cansarme más. Pero todo esto es debido a su falta de autoestima por eso toda persona mayo de 60 años debe seguir un estilo de vida dinámica y alegre. De esta forma tu envejecimiento será más lento de lo que crees.

Principal consejo tener una alimentación saludable

Es necesario consumir buenos alimentos mientras envejecemos. A medida que envejeces, tu cuerpo procede a necesitar menos calorías que una persona joven, por eso la importancia de consumir muchos nutrientes. Los alimentos saturados en nutrientes dominan muchas vitaminas, minerales y otros nutrientes para que su cuerpo logre la cantidad de calorías necesarias durante el día.

Te recomendamos que comas los siguientes alimentos ricos en nutrientes

Se recomienda al adulto mayor, comer todos los alimentos ricos en nutrientes, como los siguientes:

Frutas y verduras, elige las frutas y verduras con tonalidades brillantes.
Granos enteros, como pan integral, arroz integral y harina de avena.
Leche o queso ambos baja en grasa, la leche de soya o el arroz está enriquecida con vitamina D y calcio ideal para fortalecer los huesos en la tercera edad.
Nueces, semillas y frijoles
Trata de no comer estos alimentos:
Todo tipo de bebidas gaseosas y azucaradas.
Postres a bases de azúcares refinada.
Alimentos con manteca o margarina.
Pan blanco.
Arroz y pasta refinados.