¿Qué hacer cuando se está esperando? Esa es una de las preguntas que ha servido de argumento para películas, libros y para miles de conversaciones entre amigos y familiares.

“En realidad, la ilusión de saber que la familia crecerá hace que los padres, familiares y personas del círculo más allegado comiencen a pensar e investigar cuáles serán los productos más acordes y seguros para el bebé y, cómo no, que coincidan también con la propia educación que se le va a dar” cuentan desde carritosbaratos.com.

Una de las piezas clave es la ropa de primera puesta, pero antes que eso, la habitación y el mobiliario que necesitará, donde la cuna y el cambiador serán vitales.

Tres tipos de cuna para tres momentos diferentes

Nada más nacer, son cada vez más las parejas que se deciden al colecho. Eso significa que las cunas que pongan pegadas a la cama de matrimonio deberán tener un espacio no cerrado por el que los padres podrán atender, a demanda, a los pequeños durante los primeros meses.

La versatilidad que han conseguido en este estilo de modelos, en los que hay un lateral abatible, permite compartir espacio hasta los 9 kilos del bebé.

A esta opción se une el cuco, que ahora ha dado un paso más allá convirtiéndose en una cuna oscilante que, al lado de la cama paternal, permite que el bebé tenga independencia de espacio pese a compartir habitación con sus papás. La evolución ha hecho que tengan movimiento y también sonidos, lo que ayuda a conciliar el sueño con melodías de la naturaleza, por ejemplo.

Una vez pasados esos seis meses, momento en el que, de forma habitual, suele pasarse al bebé a su propio dormitorio, es el momento de apostar por cunas de madera más grandes que permitan el descanso y que perduren algo más en el tiempo, permitiendo que se vayan adaptando a distintas etapas del crecimiento hasta la cama normal.

En este campo, también es necesario contar con los desplazamientos, para lo que se recomienda hacerse con una cuna de viaje donde la importancia residirá en el colchón que sea base para el bebé. Además, este tipo de producto también puede utilizarse como parque de juego en la vivienda, lo que convierte el producto en uno versátil.

Siendo una de las decisiones más importantes para el descanso del bebé, es una de las primeras decisiones a tomar.