Miguel Delibes, frustrado porque no dominaba la poesía

EFE

  • Delibes lo reconoció en alguna de las cartas que envió al crítico Gonzalo Sobejano y que ahora ven la luz.
  • «Siento admiración pero no domino. Empiezo por no saber leer poesía y esto es lamentable», escribe Delibes a Sobejano en noviembre de 2003.
  • El crítico tranquiliza al novelista al hacerle ver que la lírica también anida entre los párrafos de un relato.

Miguel Delibes

Un escritor seducido por la poesía pero incapaz de acotarla en verso se sintió alguna vez el novelista Miguel Delibes, frustrado por la imposibilidad de acometer ese género, también como lector, según reconoció en alguna de las cartas que dirigió al crítico Gonzalo Sobejano y que ahora ven la luz.

«Tu editor me envía un atractivo libro tuyo sobre poesía. Quiero leerlo despacio y con la devoción que me inspiras para tratar de llegar a la esencia poética, género por el que siento admiración pero que no domino. Empiezo por no saber leer poesía y esto es lamentable», escribe Delibes a Sobejano el 15 de noviembre de 2003.

Fue una de las pocas piezas que se le escapó a este cazador avezado, narrador, ensayista, autor de libros de viaje, de cuentos y relatos breves, así como de numerosos textos traducidos al lenguaje escénico y cinematográfico con sus correspondientes adaptaciones.

Sobejano, de 86 años, poeta, crítico literario y profesor de literatura española en varias universidades de Estados Unidos, trabó amistad con Delibes a raíz de un encuentro en Alemania, germen de un vínculo personal y profesional del que ahora dan cuenta las 188 misivas inéditas recopiladas y anotadas en el libro Miguel Delibes/Gonzalo Sobejano. Correspondencia, 1960-2009.

En su respuesta, un mes más tarde desde Nueva York, el crítico tranquiliza al novelista al hacerle ver que la lírica también anida entre los párrafos de un relato, se enreda en las descripciones de los paisajes y late en el tratamiento compasivo de los personajes.

«Tu prosa es poética desde el principio y alcanza la cumbre en Los santos inocentes, todo un poema», elogió entonces el profesor, a lo que el narrador contestó dos semanas más tarde desde Valladolid: «Tienes razón. Es el verso lo que me puede. Pero, como dices, no es necesario a la poesía».

La vida cotidiana, el proceso creativo, las corrientes literarias y la situación política y social de cada época no escapan a las sagaces observaciones y análisis de ambos corresponsales en estas cartas que han editado la Fundación Miguel Delibes y la Universidad de Valladolid, al cuidado de la filóloga Amparo Medina-Bocos.

«Mantuvieron una correspondencia de largo recorrido, casi de cincuenta años, porque lo que empezó como una relación meramente profesional acabó por convertirse en algo personal y afectivo», ha explicado acerca de unas carteas que ofrecen «datos muy jugosos para la historia de la literatura».

Se profesaron una «gran admiración mutua», acrecentada por el paso de los años y reflejada en esas misivas a través de confidencias familiares, estados anímicos y problemas de salud, entre otras cuestiones.

 

Enlace a la fuente orginal del artículo: www.20minutos.es/noticia/2329792/0/miguel-delibes/frustrado-porque/no-dominaba-poesia/

Acerca de Redacción CRdiario

En CRdiario pretendemos aunar las noticias más interesantes y contenidos sobre Actualidad, Economía, Viajes, Inversiones, Cultura y Ocio. Además de seleccionar cada día los principales titulares, también publicamos contenido propio elaborado por nuestro equipo de redacción en forma de artículos, reportajes, noticias, monográficos y entrevistas a diversas personalidades. Si deseas contactar con nosotros puedes hacerlo a través de la sección de contacto.
Esta entrada ha sido publicada en Cultura y etiquetada como , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *