En otoño, mejor a por setas: cuatro escapadas micológicas con mucho fundamento

EFE

  • Navarredonda de Gredos (Ávila) celebra el Curso de Iniciación a la Micología.
  • Entre boletus y cantarelus, Jaca organiza el V Congreso Pirenaico de Micología.
  • La comarca de Estella apuesta por la trufa, como en su museo de Metauten.
  • Pradejón (La Rioja) es el pueblo que más champiñón y setas cultiva en España.

Setas

Como en el chiste, mejor que a “rolex”, vamos a setas… a por setas, que para eso es otoño. Por sus aromas, colores, sabores y formas, las setas son la estrella culinaria de la última parte del año, antes de que lleguen los fríos del invierno. Además de sabrosas y aromáticas, tienen pocas calorías y un alto contenido en proteínas y minerales, como el fósforo, el hierro y el potasio.

La geografía española cuenta con mil y un sitios donde perderse a la caza de las deseadas setas. Destacamos aquí cuatro localidades, cuatro citas micológicas, ejemplos de lo mucho que nos espera en el húmedo bosque.

Navarredonda de Gredos (Ávila)
El municipio de Navarredonda de Gredos, en la provincia de Ávila, al norte de la Sierra de Gredos, constituye uno de los grandes destinos para los amantes de la micología, debido a las características climáticas de la zona. En octubre y noviembre se celebra el Curso de Iniciación a la Micología, organizado por el Parador de Turismo de Gredos. En él se podrá disfrutar de conferencias, búsquedas guiadas y degustaciones, entre otras muchas cosas.

La ubicación del Parador y el hecho de que las jornadas se celebren en la época en que se puede encontrar la mayor variedad de setas hacen que estos cursos sean un buen comienzo para adentrarse en el apasionante mundo de la micología.

Entre las distintas variedades que se pueden encontrar por la zona destacan los boletus edulis o los níscalos que se aprecian en el pinar de los alrededores del Parador. Durante el curso tienen las oportunidad de disfrutar de un almuerzo micológico, con platos que, desde el inicio hasta postre, están elaborados a base de setas.

Jaca (Huesca)
Jaca se posiciona como uno de los focos micológicos del otoño con eventos como el V Congreso Pirenaico de Micología, que reúne a la primera línea de los micólogos de España. Salidas al monte, excursiones por los alrededores de Jaca en distintos hábitats, estudio y clasificación de las especies recolectadas, charlas y conferencias, son algunas de las actividades que se organizan.

De entre las especies más destacadas de la zona cabe resaltar la abundancia de níscalos, boletus y cantarelus. Paralelamente se desarrollan las Jornadas Micológicas de Jaca, donde están previstas distintas actividades como salidas al monte para la recolección de setas; cursos de cocina, degustaciones de menús micológicos, caza de trufa con perros, exposiciones o charlas, entre otras cosas.

Metauten (Navarra)
A 12 kilómetros de Estella-Lizarra, al abrigo de la Sierra de Lokiz, se alza el Museo de la Trufa, que se dedica desde 2007 a la divulgación de este producto gastronómico. Este espacio del municipio de Metauten tiene como objetivo principal dar a conocer a la trufa negra –Tuber melanosporum– que crece de forma natural en la zona, así como su historia, la cultura que se ha desarrollado en torno a ella, y sus valores naturales y gastronómicos.

Desde este espacio se organizan “trufaexperiencias”, visitas para la “caza” de trufas. Esta actividad consiste en una visita guiada al museo, visionado de un documental sobre la recogida de trufa, recolección de trufas en plantaciones acompañados por expertos truficultores y perros adiestrados y degustación de productos trufados, como la tostada de aceite trufado, la trufa rallada o el huevo frito trufado.

En Estella hay unas 200 clases de trufa. Las más interesantes como producto gastronómico son: trufa de verano o tuber aestivum; en otoño, trufa de Borgoña o tuber uncinatum; y, en invierno, la trufa negra tuber melanosporum –considerada ”la reina de las trufas”– y la tuber brumale.

Pradejón (La Rioja)
A tan sólo 42 kilómetros de Logroño, Pradejón se caracteriza por ser uno de los focos más importantes de todo el país en la producción del champiñón. Esta pequeña localidad de La Rioja Baja es el pueblo que más champiñón y setas cultiva de toda España, con unas 200 familias dedicadas a este cultivo.

En Pradejón encontramos la empresa Fungiturismo, la primera empresa española especializada en visitas guiadas a cultivos de champiñón y setas; es el turismo micológico. La visita se divide en tres partes en las que se visita el Centro del Fungiturismo –Centro de Interpretación del Champiñón y Setas de La Rioja–, los cultivos de champiñón y una bodega de setas.

Desde 2012, en el puente de mayo, tiene lugar la feria Fungitur. Se organizan, entre otras cosas, rondas de pinchos a base de champiñón y setas, conciertos interculturales o showcooking con cocineros locales y regionales.




Enlace a la fuente orginal del artículo: 20minutos.feedsportal.com/c/32489/f/478294/s/3f336b98/sc/26/l/0L0S20Aminutos0Bes0Cnoticia0C22591550C0A0Csetas0Eotono0Cescapadas0Emicologicas0Cespana0C/story01.htm

Acerca de Redacción CRdiario

En CRdiario pretendemos aunar las noticias más interesantes y contenidos sobre Actualidad, Economía, Viajes, Inversiones, Cultura y Ocio. Además de seleccionar cada día los principales titulares, también publicamos contenido propio elaborado por nuestro equipo de redacción en forma de artículos, reportajes, noticias, monográficos y entrevistas a diversas personalidades. Si deseas contactar con nosotros puedes hacerlo a través de la sección de contacto.
Esta entrada ha sido publicada en Viajes y Turismo y etiquetada como , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *