El séptimo Dakar suramericano, lleno de alicientes, pone a prueba el doblete español

20MINUTOS

  • Entre el domingo 4 y el sábado 17 de enero, con salida y llegada en Buenos Aires, el raid Dakar afronta su séptima experiencia en Suramérica.
  • Dos pilotos españoles, Marc Coma en motos y Nani Roma en coches, defienden los títulos cosechados en la general final de la pasada edición.
  • Albert Bosch competirá en la modalidad de coches con un vehículo 100% eléctrico que busca ser el primero en acabar una prueba tan exigente.
  • Este miércoles los competidores se reencuentran con sus vehículos en Buenos Aires después de que fueran transportados por barco desde Francia.

Dakar

Del Dakar africano soñado por Thierry Sabine apenas queda el nombre, una marca comercial bien posicionada e interiorizada, tan prestigiosa como otrora y sin haber perdido un ápice de su vitola aventurera. África fue la cuna del raid entre los raids, pero la suspensión de la edición 2008 por culpa de un incremento de las amenazas terroristas integristas, potenció un cambio con el que ya se había especulado en los años previos y que se concretó con un nuevo destino: Suramérica. Y allí, donde tampoco falta la arena del desierto, surge un nuevo enemigo: la altura.

Un mundo nuevo lleno de posibilidades donde España ha sumado más éxitos, dos en coches y tres en motos, que en unas experiencias africanas que, por lo general, solían pisar suelo ibérico. En el lado negativo, desde el cambio, y salvo en 2011: todos los años se ha producido algún fallecimiento durante la prueba. Además, otros organizadores enamorados del encanto africano han intentado mantener ese idilio organizando pruebas que reaviven, de alguna manera, todo ese legado competitivo del raid.

La séptima edición del Dakar “americano” afrontará un bucle con salida y llegada en Buenos Aires entre el domingo 4 y el sábado 17 de enero. Entre medias, más de 9.000 kilómetros por Argentina, Chile y Bolivia (donde llegarán los coches por primera vez) llenos de desafíos y con etapas maratón (sin asistencias) para todas las categorías en liza (motos, coches, camiones y quads). Todo un reto para 414 participantes, entre las diferentes categorías, que arrancó realmente el pasado 21 de noviembre, fecha en la que partió del puerto de Le Havre el mercante Grande Amburgo con todos los vehículos (hasta 645) que conforman la caravana de la carrera. Este miércoles 31, más de un mes después, cuatro jornadas antes del inicio, los pilotos se reencuentran con sus vehículos ya en suelo americano.

Marc Coma busca su quinto título

El duelo entre dos pilotos españoles, el catalán Marc Coma y el castellonense Joan Barreda, se presenta a priori como el principal pulso de una categoría de motos donde no faltarán otros aspirantes, pero que en este 2015 echará de menos al francés Cyril Despres: el galo, todo un pentacampeón, cambia de disciplina y debutará en la competición de coches.

Coma, a lomos de una KTM (marca que se ha impuesto consecutivamente en las últimas trece ediciones), y Barreda, sobre una Honda, proseguirán un pulso que ya pudo degustarse en 2014 y que en esta edición volverá estar amenazado por la armada portuguesa (Paulo Gonçalves y Hélder Rodrigues, con Honda; Rubén Faria, en KTM…). Coma, gran conocedor de la prueba, busca el que sería su quinto título, el segundo consecutivos tras los de 2006 (todavía en África), 2009, 2011 y 2014.

Los franceses Olivier Pain (tercero en 2014), Alain Duclos, Xavier De Soultrait y Michael Metge; el británico Sam Sunderland, el holandés Frans Verhoeven o el italiano Alessandro Botturi serán algunos de los pilotos que se dejarán notar en una prueba donde también parten con opciones de lucimiento los catalanes Jordi Viladoms (segundo en 2014) y Joan Pedrero (quinto). Para seguir con lupa, la evolución de una Laia Sanz que, tetracampeona femenina, acude a suelo argentino con el objetivo claro de acabar en el ‘top-ten’ absoluto. No será la única fémina española. Rosa Moreno, esposa de Nani Roma, forma equipo con Miguel Puertas y Antonio Gimeno.

En 2015 también hay hueco para las curiosidades, como que un padre y un hijo compitan en la prueba (es el caso de los australianos residentes en Gales Simon y Lleweylin Pavey) o que se estrene La India en el pelotón participante (caso de Santosh Chunchunguppe Shivashanka).

Nani Roma, ante una difícil defensa

“El primer rival siempre es uno mismo”, avisa Joan Nani Roma en los días previos de iniciar su defensa del título conquistado a comienzos de año. El piloto de Mini, ganador en motos en 2004 (tercer piloto de la historia que gana las dos disciplinas reinas), tendrá que hacer frente al aluvión que se intuye en el retorno de la marca Peugeot a la prueba. La firma del león llega a Buenos Aires encabezada por su excompañero el año pasado Stéphane Peterhansel, once veces ganador del Dakar (seis en motos; cinco en coches; monsieur Dakar le llaman) y con el que Roma protagonizó un incidente en las últimas etapas de la prueba por unas órdenes de equipos.

Roma acude acompañado de Nasser Al Attiyah, Krzysztof Holowczyc, Orlando Terranova y Guerlain Chicherit. Un bloque que apuntala a Mini como el equipo a batir por todos: la marca anglo-germana ha ocupado siete de los nueve lugares en el podio de las últimas tres ediciones. Al frente de los Toyota llega el siempre fiable sudafricano Giniel De Villiers, un clásico del Dakar.

Pero Peugeot, en su retorno al Dakar, apuesta firme por la victoria y además del fichaje de Peterhansel no ha dudado en incorporar al madrileño Carlos Sainz y al también francés Cyril Despres, que debuta al volante tras toda una vida aferrado al manillar de las motos.  “Es consecuentemente importante tomar las cosas paso a paso. Para nuestro primero intento, nuestro principal objetivo es llevar tantos coches tan lejos como nos sea posible”, valora Sainz.

Entre los 138 vehículos participantes en la categoría de coches destaca un equipo completamente femenino compuesto por Catherine Houlès y por Sandrine Ridet, que tratarán de acabar la prueba como no sucede desde 2009. Y al volante, pero una formación mixta, estará la sueca Annie Seel, piloto de motos conocida durante años como la pequeña princesa del desierto que se hará cargo de un volante tras una primera experiencia como copiloto el curso pasado. Aunque la gran novedad acaso esté en el desafío del experimentado aventurero Albert Bosch, quien competirá con un vehículo 100% eléctrico con el objetivo de convertirse en el primer coche de estas características que concluye un Dakar que, consciente de sus limitaciones (una autonomía de entre 250 y 300 kilómetros), no ha dudado en flexibilizar el reglamento para facilitar su repostaje.



Enlace a la fuente orginal del artículo: 20minutos.feedsportal.com/c/32489/f/478286/s/41e5ffb2/sc/18/l/0L0S20Aminutos0Bes0Cdeportes0Cnoticia0Cmarc0Ecoma0Enani0Eroma0Edefensa0Etitulos0Egeneral0Eraid0Edakar0Esuramerica0Eprevia0E23372690C0A0C/story01.htm

Acerca de Redacción CRdiario

En CRdiario pretendemos aunar las noticias más interesantes y contenidos sobre Actualidad, Economía, Viajes, Inversiones, Cultura y Ocio. Además de seleccionar cada día los principales titulares, también publicamos contenido propio elaborado por nuestro equipo de redacción en forma de artículos, reportajes, noticias, monográficos y entrevistas a diversas personalidades. Si deseas contactar con nosotros puedes hacerlo a través de la sección de contacto.
Esta entrada fue publicada en Deportes y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *