El escándalo de las ‘tarjetas B’ de Caja Madrid: qué es, de dónde surge y a quiénes afecta

20MINUTOS / AGENCIAS

'Tarjetas B'

Más de 15 millones de euros en gastos privados, 86 consejeros y directivos de Caja Madrid vinculados a partidos políticos y sindicatos y al menos 7 dimisiones. El uso de ‘tarjetas B’ en la cúpula de Caja Madrid durante la presidencia de Miguel Blesa y Rodrigo Rato se conocía desde que empezaron a publicarse los correos privados de Blesa a finales de 2013, pero ha sido en los últimos días cuando se ha conocido su alcance y los nombres de los que se beneficiaron de estas prácticas.

El pasado miércoles, la Fiscalía Anticorrupción pidió al juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu que investigara a 86 consejeros y directivos de la entidad que usaron sus tarjetas de empresa para cubrir gastos privados entre 2003 y 2012. Estas tarjetas se usaron para retirar dinero en efectivo y para realizar pagos en hoteles, tiendas y restaurantes: en total, 15,2 millones de euros en gastos que no se justificaron y que sus usuarios no justificaron en sus correspondientes declaraciones de la renta. De hecho, 28 de ellos llegaron a usarlas cuando ya no trabajaban para Caja Madrid.

El escándalo de las ‘tarjetas B’ se ha cobrado varios cargos en el PSOE, el PP , en UGT y en CC OO, pero también ha empujado a Hacienda a investigar si se producen prácticas similares en las compañías del Ibex 35 y en otras grandes empresas en España.

¿Qué son las ‘tarjetas B’?

Según explica Carlos Cruzado, presidente del sindicato de técnicos de Hacienda, este tipo de tarjetas se suelen utilizar en algunas empresas para evitar que los empleados o directivos tengan que adelantar dinero cuanto se ven obligados a hacer un gasto de representación. No tienen un límite legal, pero obligan al trabajador a justificar cada pago.

Normalmente, los trabajadores pueden usar las tarjetas, pero tienen que pedir facturas para demostrar que el pago supone un gasto de representación y para que la empresa disponga de toda la información y se pueda deducir los gastos que sean deducibles.

Según explica Cruzado, las tarjetas que usaron los directivos y consejeros de Caja Madrid no estaban destinadas a gastos de representación, sino que más bien eran sobresueldos por los que no tributaban al fisco. Según Cruzado, estas tarjetas se podrían haber otorgado de forma legal y como rendimiento en especies si Caja Madrid hubiera aplicado la retención correspondiente para luego pagarla a Hacienda y si los consejeros y directivos hubieran incluido esta información en sus declaraciones de renta.

¿Quiénes la usaron?

Sólo tres de los 86 consejeros y directivos de Caja Madrid que tenían ‘tarjeta B’ no hicieron uso de ella. Dos de ellos son directivos, Íñigo María Aldaz y Esteban Tejera, y el tercero es un representante de UGT, Félix Manuel Sánchez Acal.

Ésta es la lista de miembros del Consejo de Administración y lo que supuestamente gastaron con las tarjetas en función de los partidos o sindicatos que propusieron sus nombramientos, según la documentación entregada al juez Andreu:

Partido Popular:

  • Estanislao Rodríguez-Ponga: (255.400 euros).
  • Pablo Abejas: (246.700).
  • Miguel Ángel Araujo: (212.900).
  • Ricardo Romero de Tejada y Picatoste: (212.200).
  • Antonio Cámara: (178.000).
  • José Manuel Fernández Norniella: (175.400).
  • María Carmen Cafranga: (175.200).
  • Javier de Miguel: (172.700).
  • Alberto Recarte: (139.900).
  • Jesús Pedroche: (132.200).
  • Francisco José Moure: (127.300).
  • Mercedes Rojo: (119.300).
  • Cándido Cerón (79.200).
  • Fernando Serrano: (78.600).
  • Darío Fernández Yruegas: (69.800).
  • José María Buenaventura: (63.000).
  • Beltrán Gutiérrez: (58.000).
  • José María Fernández del Río: (47.800).
  • Juan Emilio Iranzo: (46.800).
  • Miguel Corsini: (46.700).
  • Manuel José Rodríguez González: (37.100).
  • Rafael Pradillo: (28.600).
  • Ignacio del Río: (21.000).
  • José Nieto: (19.800).
  • Jorge Rábago: (8.000).
  • Mercedes de la Merced (fallecida): (287.900).

PSOE:

  • Antonio Romero: (252.000).
  • José María de la Riva: (208.900).
  • Ramón Espinar: (178.400).
  • Ángel Eugenio Gómez del Pulgar: (149.700).
  • José María Arteta: (139.000).
  • Francisco José Pérez Fernández: (122.600).
  • Jorge Gómez Moreno: (98.200).
  • José Acosta: (62.300).
  • María Enedina Álvarez Gayol: (47.000).
  • Santiago Javier Sánchez Carlos: (46.400).
  • Virgilio Zapatero: (36.000).
  • Ignacio Varela: (35.700).
  • Joaquín García Pontes: (21.100).
  • Miguel Muñiz de las Cuevas: (20.800).
  • José Caballero: (19.800).

Izquierda Unida:

  • José Antonio Moral Santín: (456.500).
  • Rubén Cruz: (233.700).
  • Juan Gómez Castañeda: (128.100).
  • Ángel Rizaldos: (20.100).

Comisiones Obreras:

  • Francisco Baquero: (266.400).
  • Antonio Rey de Viñas: (191.500).
  • Rodolfo Benito: (140.600).
  • Juan José Azcona: (99.300).
  • Pedro Bedia: (78.200).
  • Gabriel Moreno: (20.400).

UGT:

  • Gonzalo Martín Pascual: (129.700).
  • Miguel Ángel Abejón: (109.300).
  • Rafael Eduardo Torres: (82.300).
  • José Ricardo Martínez: (44.200).

Patronales:

  • Gerardo Díaz Ferrán, de la CEOE: (94.000).
  • Francisco Javier López Madrid, de CEIM: (34.800).

Directivos de la entidad:

  • Rafael Spottorno: (223.900).
  • Ildefonso José Sánchez Barcoj: (484.200).
  • Miguel Blesa: (436.700).

¿Quiénes devolvieron el dinero?

Bankia ha logrado que su expresidente Rodrigo Rato y los exdirectivos José Manuel Fernández Norniella, Ildefonso Sánchez-Barcoj y Matías Amat, devuelvan 200.000 euros que habían gastado sin justificar con tarjetas de crédito que les fueron entregadas por el banco antes de su nacionalización. Esas tarjetas se asignaron cuando Rato presidía Bankia, continuando con la práctica de la etapa de Miguel Blesa.

Tras un análisis de la auditoría interna de Bankia, la entidad detectó que algunos de sus exdirectivos habían disfrutado de esas tarjetas de crédito emitidas al margen del circuito establecido con carácter general y ordinario en el banco. Tras comprobar que no constaba ningún acuerdo para la asignación de estas tarjetas y que los gastos efectuados con ellas no correspondían a actividades profesionales o gastos de representación, el equipo de Goirigolzarri decidió exigir la devolución del dinero que habían gastado.

Las tarjetas se dieron de baja tras la llegada de Goirigolzarri a la presidencia de Bankia, en mayo de 2012, y el actual equipo gestor de Bankia puso los hechos en conocimiento del FROB, que fue quien le comunicó lo ocurrido a la Fiscalía Anticorrupción

¿Quiénes han dimitido?

Siete exconsejeros de Caja Madrid han dimitido o han sido destituidos de sus actuales cargos tras aparecer sus nombres en la lista de usuarios de las ‘tarjetas B’. Se espera que la cifra siga creciendo: el pasado miércoles, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, anunció que expulsará de su partido a todos los socialistas que hicieron uso irregular de las tarjetas para gastos de representación.

El primer socialista que abandonará la Ejecutiva del Partido Socialista de Madrid será Ángel Gómez del Pulgar, que gastó 149.700 euros con las ‘tarjetas B’, según la documentación entregada a la Audiencia Nacional.

El director del gabinete de la secretaría de Estado de Hacienda, José María Buenaventura, presentó su dimisión este viernes tras conocerse que su nombre estaba en la lista. Según los documentos de Anticorrupción, Buenaventura gastó 63.000 euros con esas tarjetas de crédito. Buenaventura es inspector de Finanzas del Estado desde 1999 y ocupaba su actual puesto desde enero de 2012.

El líder de UGT, Cándido Méndez, anunció este viernes la dimisión del secretario general del sindicato en Madrid, José Ricardo Martínez. El informe de Bankia revela que gastó algo más de 44.000 euros con la ‘tarjeta B’. Por otro lado, Ignacio Fernández Toxo comunicó la dimisión de Rodolfo Benito, histórico dirigente de Comisiones Obreras que gastó 140.600 euros con estas tarjetas de crédito.

El gerente de la Empresa Municipal de la Vivienda y el Suelo de Boadilla del Monte, Manuel José Rodríguez, que fue consejero a propuesta del PP, también presentó su dimisión este viernes. Según la documentación, habría gastado 37.100 euros haciendo uso de estas tarjetas.

A esas cinco dimisiones anunciadas este viernes habría que sumar la destitución de Pablo Abejas, que abandona su puesto de director general de Economía, de la Comunidad de Madrid tras saberse que gastó 246.700 euros con las ‘tarjetas B’; y la de Carmen Cafranga, presidenta del patronato de la Fundación Caja Madrid y amiga personal de Ignacio González y su esposa, que cuyos gastos ascienden a 175.200 euros.

¿Qué han dicho los afectados?

Varios consejeros de Caja Madrid que aparecen en la lista han negado que fueran un medio de pago «opaco» y han añadido que el Consejo de Administración les aseguró que estaban reguladas y no les puso nunca «ninguna pega» a los gastos. «Si alguien quiere hacer un fraude, haces lo de Bárcenas que no deja rastro», han ilustrado.

Antiguos consejeros que han preferido no ser identificados,  han afirmado que se trataba de una práctica que «conocía todo el mundo» y que el exsecretario de la caja madrileña, Enrique de la Torre, les suministró los plásticos para gastos de representación ligados a su actividad profesional y sujetos a unos «límites y parámetros». «Era como una tarjeta de empresa y una retribución en especie», han asegurado, para reconocer que tenían el condicionante complementario de que no había que justificar los gastos. Eso sí, confiaban en que era Caja Madrid la que declarara este concepto a Hacienda.

En este sentido, algunos de los consultados han manifestado sentirse «absolutamente tranquilos» teniendo en cuenta que era un gasto «aprobado por los órganos de gobierno» y que cuando preguntaron en el Consejo de Administración «nadie puso nunca una pega». «Una tarjeta no se puede ocultar», han enfatizado, para insistir en que consultaban los movimientos en la web de Caja Madrid como cualquier otra tarjeta. Además, algunos dicen que no disponían del PIN y, por lo tanto, no retiraron con ellas dinero en efectivo.

El exdirector de Economía de Madrid, Pablo Abejas, también ha defendido la legalidad de estas tarjetas y ha asegurado que se siente una «víctima» en este caso. Según Abejas, el número dos de la entidad le dio una tarjeta, cuyas únicas condiciones de uso eran no sobrepasar el límite de 25.000 euros y no realizar gastos inadecuados.




Enlace a la fuente orginal del artículo: 20minutos.feedsportal.com/c/32489/f/492690/s/3f190280/sc/24/l/0L0S20Aminutos0Bes0Cnoticia0C22563910C0A0Cescandalo0Etarjetas0Eb0Ccaja0Emadrid0Ebankia0Cclaves0C/story01.htm

Acerca de Redacción CRdiario

En CRdiario pretendemos aunar las noticias más interesantes y contenidos sobre Actualidad, Economía, Viajes, Inversiones, Cultura y Ocio. Además de seleccionar cada día los principales titulares, también publicamos contenido propio elaborado por nuestro equipo de redacción en forma de artículos, reportajes, noticias, monográficos y entrevistas a diversas personalidades. Si deseas contactar con nosotros puedes hacerlo a través de la sección de contacto.
Esta entrada ha sido publicada en Economía y etiquetada como , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *